En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

domingo, 25 de noviembre de 2007

FREDDY HARDEST





Como se puede comprobar en los artículos que se llevan hasta ahora, muchos de ellos pertenecen a Dinamic, esta compañia, en sus primeros años, tuvo una actividad intensa a la hora de crear videojuegos y , curiosamente muchos de sus éxitos los tuvieron en esta fecunda primera fase (sus primeros 5 años).
Freddy Hardest es uno de esos juegos, que, a pesar de no tener un argumento muy original (humorístico si que lo es un rato), a pesar de que los gráficos no son espectaculares y a pesar de ser un juego bastante facilito y corto, deja tal sensación al jugarlo que te hace volver a cargar y a cargar la cinta para echarte unas partidillas, aunque ya sepas perfectamente como pasartelo.
La historia es la siguiente: Freddy Hardest, es un agente de inteligencia espacial, que tras tomar unas cuantas copas en un espacio-bar, decide irse, algo pasadillo de alcohol, a su casa a dormir la mona, pero claro, conducir una nave espacial y el alcohol es algo totalmente desaconsejable, así que nuestro héroe, se despista y para más colmo, se estrella contra un planeta que desde luego no coincide con el que esperaba. Ha ido a caer en el planeta de su más acérrimo enemigo, que ha visto la ocasión propicia para convertirlo en pulpa sideral sin muchas dificultades, así pues la cosa esta clara, tenemos que abrirnos camino desde la corteza del planeta hasta la base espacial subterránea enemiga , y conseguir una nave para poder escapar a toda prisa de la trampa en la que el alcohol le había introducido.
Nada más pulsar acabar la carga, contemplamos una divertida y corta intro, en la que vemos a lo lejos a nuestro protagonista montado en su nave, intentando esquivar un asteroide de una manera más bien irregular, bueno más bien haciendo eses, hasta que le impacta y le hace ir directo al planeta enemigo, observamos como aterriza la nave de Freddy, haciendose añicos y comienza la aventura. Nuestro personaje es grande, así como los enemigos que encontramos (algo así como habichuelas con patas y algún robot volador con una especie de martillo colgando) y realiza un salto un poco extraño, se estira hacia adelante y con los brazos en alto, como si se estuviese rindiendo , realiza un salto (bastante largo por cierto) algo dificil de controlar. Para defendernos , disponemos de la patada , útil para los robots aéreos y la pistola láser que usaremos contra los mutantes y droides que pululan por la corteza planetaria y la base interna, la forma de usarla es pulsar el botón de agacharnos y el de disparo. Debemos usar el salto con mucho cuidado, ya que los cráteres y los barrancos y abismos, abundan, si a eso le añadimos los robots aéreos que aparecen cuando menos te lo esperas (saltando) , puede ser una maniobra muy peligrosa. En algunos barrancos, hay que saltar a unas pequeñas plataformas de roca para poder continuar, y una buena maniobra, puede consistir en desintegrar a los mutantes que veamos en el lugar donde vamos a aterrizar y luego saltar, no vayamos a encontrarnos con la desagradable sorpresa de que nuestro lugar de aterrizaje está ocupado por un enemigo que nos machacará el craneo nada más tocar el suelo. Disponemos de 5 vidas que, sin ser un as de los videojuegos, serian suficientes para acabar el juego. Si logramos esquivar todos los peligros de la corteza planetaria, encontraremos una escalera que nos llevará directos al segundo nivel del juego.

Al lado de la destrozada nave, comienza todo

La segunda pantalla, a la que a partir de ahora podremos acceder directamente gracias a la clave de acceso, nos situa en la base enemiga, que está debajo de la superficie, en este caso, la misión a completar, es la de conseguir una de las 4 naves que hay en el hangar (de un color cada una). Para ponerla en marcha, debemos conseguir los datos de una de las naves, en cada uno de los ordenadores (que también tienen colores) que están repartidos por la base. Si el ordenador por ejemplo, es amarillo, obtendremos uno de los códigos de la nave de ese color, hay que conseguir 2 códigos por cada color de nave, naturalmente solo tendremos que poner en línea una sola para poder escapar, pero , aparte de los códigos, necesitamos unas células de energía indispensables para poder poner en marcha el hipermotor de la nave. Esta fase es más de pensar (aunque no mucho) que la anterior, también tendremos droides y robots dispuestos a ganarse el sueldo con nuestra eliminación, pero con nuestra inseparable pistola láser nos libraremos facilmente de ellos. Con todos los elementos (códigos y energía) para al menos 1 de las naves, nos dirigiremos al hangar y saldremos de allí pitando, acabando este fácil videojuego.

Los ordenadores nos darán datos para poner en marcha las naves

GRAFICOS

Los gráficos son buenos en cuanto a definición y tamaño, pero son monocromáticos en cuanto a color, salvo algún pequeño detalle, como el láser de nuestra pistola y el color de las naves y sus terminales. La primera pantalla es visualmente más relajante, aunque menos trabajada gráficamente. La segunda es muy completa, sobre todo los fondos, pero a veces, la maraña de gráficos puede llegar a confundir un poco.

SONIDO

Como suele ser habitual en los juegos de Dinamic de esa época, la música es limitada y pobre, y los Fx, que normalmente son buenos para suplir esta carencia musical, en este caso son escasos y muy sencillos, nada del otro mundo.

DIFICULTAD

Fácil, bastante fácil la primera fase, y la segunda, a pesar de ser algo más dificil por el toque de aventura, al tener que buscar objetos para poder escapar, tampoco es muy dificil, una persona no muy habituada puede tardar algo más en pasarselo , pero un jugón se lo podria acabar en un rato, ya que tampoco es muy largo.

EN RESUMEN

Primer juego de Freddy Hardest en el Spectrum, y lo cierto es que presenta a un personaje bastante carismático, con el que mucha gente se identificaba por su afición a las juergas. Quizás por eso tuvo éxito este juego, que aún sin ser técnicamente nada fuera de lo normal y no representar un reto en cuanto a dificultad, creaba una adicción bastante alta y te provocaba el cargar la cinta, para ayudar al bueno de Freddy otra vez.