En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

viernes, 30 de noviembre de 2007

GAME OVER





Y volvemos con Dinamic (esta compañia tuvo unos años muy fecundos en la década de los 80), con otro sensacional juego, que a falta de ser original, cumple muy bien como arcade de acción lateral.
En esta ocasión tomamos el papel de Arkos un megaterminator que ha estado a las órdenes de su tiránica jefa Gremla, mientras sometían sistema tras sistema galáctico, pero algo comenzó a cambiar en la mentalidad del droide, ya que de repente pareció darse cuenta de lo que estaban haciendo, sometiendo y asesinando a formas de vida inocentes, por lo que decidió abandonar al ejército de ocupación y encabezar una rebelión dedicada a derrotar a Gremla y sus secuaces y devolver la libertad al universo.

No es como la caratula de Azpiri, pero cumple muy bien

Hay 2 partes bien diferenciadas en el juego, para empezar tenemos la primera carga, donde comienza todo, en la cual nos encontramos en el planeta cárcel, del que tenemos que escapar hacia los bosques, y atravesarlos, para poder escapar hacia el planeta de nuestra ex-jefa. Bien para empezar, nos llegan robots voladores de todas partes, disparando como locos, así que antes de que nos podamos hacer una composición de lugar tenemos que ponernos en movimiento y avanzar disparando, disponemos de un rifle de asalto con el que freir a los enemigos más débiles y capaz de penetrar en las corazas de los más fuertes, disponemos también de un racimo de granadas de mano de gran potencia, inútiles contra enemigos voladores o naves de vigilancia, pero utilísimas contra droides y mutantes que esten un nivel más bajo que nosotros. En esta fase la gran mayoría de los enemigos son fácilmente derribables con un solo disparo, aunque es dificil darles por la gran rapidez que tienen. En cada pasada nos sueltan con gran precisión un racimo de proyectiles, que por cierto, a veces cuesta ver por el escenario, porque son transparentes (por un tema de programación) y se confunden con algún fondo. Hay que esquivar también unas torretas que disparan como si fuese una ametralladora, directamente contra nosotros. Los mutantes del bosque, son más sencillos de matar, ya que no vuelan, eso sí disparan que da gusto también, en esta parte nos encontraremos alguna sorpresilla desagradable con un supermutante que ocupa toda la pantalla y dispara muchas balas , además de saltar y acercarse peligrosamente a nosotros, que requerirá muchos impactos , antes de morder el polvo.

Los bidones rojos pueden incluir ayudas... o no

Hay por el escenario varios bidones rojos, que al dispararles, revientan, dejando ver el contenido, generalmente son ayudas, como una vida extra, un aumento de nuestra energía, granadas, etc. pero a veces incluye un explosivo que al contactar con nosotros nos convierte en partículas subatómicas. He hablado antes de la energía con la que contamos, disponemos por cada vida de una barra de energía que disminuye a medida que nos impactan proyectiles enemigos y claro, cuando alcance el 0, moriremos en forma de una especie de humareda que sale volando por el escenario (y lo curioso es que los enemigos siguen disparando al humo). Las granadas como comenté unas líneas más arriba, son limitadas, pero en los bidones suele haber recargas para ellas.

En la segunda carga, una vez escapados del primer planeta, ahora tenemos que encontrarnos con Gremla (bueno con una de sus supercreaciones), para ello, esquivando las decenas de enemigos que nos aparecen por pantallas, tenemos que poder acceder a las plantas superiores del palacio, pero una especie de ojo nos disparará, para poder pasar necesitamos coger un item, un escudo (o eso dicen las instrucciones) con el que el ojo no nos disparará y pasaremos a la siguiente parte de palacio, que consiste en esquivar más enemigos hasta encontrarnos con el enemigo final, que por cierto resulta muy muy duro de pelar.

GRAFICOS

El apartado gráfico es regular, el tamaño de los sprites y la calidad de ellos es buena, pero la combinación de colores y el que los enemigos disparen proyectiles transparentes, le quita muchos enteros, ya que muchas veces no veremos qué es lo que nos está quitando la energía , sobre todo en fases donde hay muchas balas por la pantalla. El programa no tiene scroll, te acercas al final de la pantalla y apareces en el comienzo de la otra, lo malo es que al acercarte, pueden salir enemigos de improviso y quitarte parte de tu preciada energía.

SONIDO

Nada de música y solo efectos Fx normalitos a la hora de disparar , y alguno más como el salto del megamutante y las granadas de mano, pobre en general el sonido.

DIFICULTAD

Tremenda, es uno de los arcades de disparos más difíciles a los que he jugado, aparecen enemigos por todos lados, dejando una lluvia de disparos sobre nuestro personaje muy dificil de esquivar, si a esto le sumamos, que en muchas ocasiones no los distinguieremos bien por el efecto de colisión de colores y que las vidas de que disponemos son del todo insuficientes, tenemos el cóctel adecuado para que los jugones profesionales, se ganen el sueldo. Aunque la primera carga es más accesible, la segunda es solo para la élite videojueguil.

EN RESUMEN

Aunque técnicamente no sea nada espectacular, lo mejor de este juego, lo que le confiere el caracter de juegazo, es la adicción que produce, sobre todo hasta que te pasas la primera carga, en la segunda , salvo que seas muy constante, puede decaer el interés por la enorme dificultad que entraña. Una cosa está clara, se perderan muchas vidas antes de completar el juego.