En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

martes, 20 de noviembre de 2007

INDIANA JONES Y LA ULTIMA CRUZADA



En el año 1989, apareció la tercera de las peliculas protagonizada por Harrison Ford, "La última cruzada" de Indiana Jones, con un notable éxito de taquilla. Como era habitual entonces (ahora también, pero en menor medida), cuando aparecía una superproducción y más si era de aventuras como esta, llegaban los amigos de US Gold a realizar versiones para todos los ordenadores existentes, llegando ya a estas alturas a realizar conversiones hasta a PC (una magnífica aventura gráfica). En el caso del Spectrum y los ordenadores de 8 bits, se trataban de arcades de muy buena factura y elevadísima dificultad.
La historia , si has visto la pelicula se podria obviar, simplemente diremos que a lo largo de las fases que compone el juego, visitaremos todas las localizaciones de la pelicula, luchando contra bandidos saqueadores de reliquias al comienzo y contra los nazis después en busca del Santo Grial, que según dicen las leyendas, dotaria de inmortalidad a la persona que lo poseyese.
El juego comienza en la pantalla de la Cruz de Coronado, en la cual tenemos que tratar de conseguir semejante tesoro, antes de que lo roben los villanos. Aunque en la pelicula, todo esto sucedia en la juventud de Indy, en el juego asumimos su papel de adulto desde un comienzo, así pues, armados con nuestro látigo y unas antorchas, nos sumegimos en la negrura de las cavernas donde reposa , esperándonos , la Cruz antes mencionada. Para comenzar, tenemos un escenario de acción de unos 3/4 de pantalla, ya que la parte dedicada a puntos, vidas , etc. ocupa el resto, los gráficos monocromáticos en tonalidad azul, al comienzo no llaman la atención , pero al poco descubrimos que son bastante detallados. Trás nuestros primeros pasos por la cueva nos topamos con los primeros enemigos que son despachados a puñetazos, al no disponer aún de el arma por excelencia de Indy, el látigo, al pasar unos cuantos peligros, nos toparemos con él y a partir de ese momento se hará nuestro inseparable aliado. Al ir avanzando nos damos cuenta de que las estancias pierden nitidez, de hecho se van oscureciendo, esto sucedo porque disponemos de unas antorchas para poder ver, que con el tiempo se van agotando, si esta se extingue por completo nos veriamos envueltos en oscuridad y perderiamos una vida, por supuesto. La manera de evitarlo es coger las antorchas que observemos, siempre y cuando la que llevemos encima esté ya apunto de agotarse, ya que el laberinto es grande y la posibilidad de perdernos, alta.
Las fases discurren desde la cueva antes descrita, al tren que cogemos en marcha, en el cual los animales del circo que es transportado intentarán hacernos la vida imposible (de hecho cualquier impacto con alguno de ellos, jirafas, cuernos de rinoceronte que aparecen, etc. acabará de golpe con una de nuestras vidas), las catacumbas de Venecia (escenario similar al primero), el castillo de los nazis en Austria (para salvar a nuestro padre), donde por cierto tendremos que realizar dotes escalatorias para poder pasar entre planta y planta de ese escenario, el viaje en el globo y sus entrañas y por último las 3 pruebas de fé para conseguir llegar hasta el Santo Grial, y así salvar a nuestro padre.

Las cuerdas serán indispensables para avanzar en algunos momentos

Durante todas esas fases seremos incordiados por múltiples enemigos, algunos armados con pistolas y todo, los cuales en caso de alcanzarnos, nos harán perder energía de una barra que disponemos, lógicamente sin energía, una vida menos. Otros obstáculos que nos harán cabrearnos más de una vez con los que programaron el juego serán plataformas que se desintegran, zonas donde hay que saltar de cuerda en cuerda para no caer al agua, peligrosas escaladas por muros, etc. Muchos de estos peligros , si caemos en ellos, harán que perdamos una vida directamente (además de los comentados de los animales del tren).

GRAFICOS

Los gráficos son grandes, pulidos y de movimientos suaves que reaccionan perfectamente a las pulsaciones del teclado o del joystick, los escenarios son también detallados gráficamente, en especial la fase del castillo nazi. El único pero que se le puede poner, es la monocromidad de los mismos, pero realmente eso no importa si , como en este caso, se hace un buen trabajo general. No dispone de ralentizaciones dignas de comentar.

SONIDO

Las melodias de incio de fase, así como la que suena al cargar el programa (la principal de la banda sonora de la película), suenan bastante bien y estan muy bien realizadas, lo malo es que en la acción propiamente dicha no tenemos practicamente nada de música. Los Fx en cambio están bastante menos trabajados que las melodias antes comentadas y, aunque cumplen con su cometido no aportan nada especialmente digno de relatar, sonidos del látigo, pasarelas deshaciendose y cosas de ese estilo, en general los Fx son más bien del montón.

DIFICULTAD

Muy dificil de acabar , debido a la dificultad creciente de manera exponencial, si la primera pantalla, en general es facil, la segunda es muchísimo más dificil, y así sucesivamente, las dos últimas , son practicamente imposibles de acabar sin ser un jugón profesional, pero para eso tenemos los Pokes, ¿no?.

EN RESUMEN

Penúltimo juego de Indy en el Spectrum, ya que hubo una versión arcade de Fate of Atlantis para esta plataforma, eso sí, programada en 1992, que aunque no era mala técnicamente, se notaba una dejadez por parte de la compañia que lo programó ya dedicada a los 16 bits. Grande en gráficos, normalito en sonido y gigantesco en dificultad, este juego era un gran arcade, basado en una gran pelicula.