En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

viernes, 2 de noviembre de 2007

Jack the Nipper In coconut capers (Jack the nipper 2)









No todo va a ser comentar juegos de empresas españolas como Dinamic, también se crearon miles de ellos por empresas extrangeras y bastantes tenian una gran calidad como este que nos ocupa.


Jack the nipper 2 , era la segunda parte de un juego en la que controlabamos a un bebé algo precoz que se dedicaba a hacer travesuras a lo largo y ancho de la "city" londinense. Aunque dice el dicho que segundas partes nunca fueron buenas, aquí no se cumple porque superó y en mucho a la primera esta secuela.


Empecemos por la historia: El gobierno británico, harto de las travesuras de Jack, decide enviarlo a él y a su familia a Australia para que dé rienda suelta a su "creatividad" en medio del jolgorio y el deleite de las personas que allí residen, sin embargo Jack tenía otros planes y cuando el avión que les transportaba sobrevolaba la selva australiana, decidió lanzarse usando su pañal como paracaidas, su padre al verlo tampoco dudó en tirarse detrás de él, presentía que la flora y fauna del lugar correrian un gran peligro con semejante "monstuito" cerca.


Igualito a la carátula del programa, ¿no?
Tras seleccionar en el vistoso menú de opciones (amenizado con una agradable musiquilla), comenzamos la partida en un lugar aleatorio del extenso mapeado del programa (no siempre comenzamos en el mismo lugar). El objetivo del juego es realizar un montón de fechorias que se ven representadas por una barra llamada "Naughtyometer", naturalmente no se trata de realizar trastadas a lo loco, sino que para que aumente el contador, debemos realizar algunas en concreto, para consumar las gamberradas, tendremos que servirnos de diferentes objetos que iremos encontrando por ahí y usarlos en el momento adecuado (con lo cual es un arcade con toques de videoaventura), una vez hayamos alcanzado el nivel máximo de la barra , nos dirigiremos al templo donde los nativos, más por temor que otra cosa, nos adoraran como a un Dios. Contamos con un buén número de vidas, que podemos aumentar cogiendo unos chupetes que hay diseminados por diferentes pantallas. A su vez nos ayudaran otros objetos como la remolacha (creo que es una remolacha por la forma del gráfico) que nos proporcionará invencibilidad momentánea, o el coco, que nos dará la facultad de lanzarlo a las cabezas de los pobres enemigos que se interpongan entre nosotros, hay que diseminar bien estas ayudas puesto que los cocos no son infinitos, sino que a los pocos disparos se acaban (representado por la imagen de un coco que va desapareciendo en la barra de puntuaciones).

Aquí tenemos al bueno de Jack lanzando un coco

Los enemigos son muy numerosos y variados, tenemos desde la fauna local, representada por leones, demonios de tazmania, hienas, murcielagos, abejas que vuelan con forma de flecha, cocodrilos, etc... a personajes humanos como los caníbales, cazadores, pigmeos y el propio padre de nuestro protagonista. Hay que prestar tambien mucha atención a las caidas desde un nivel alto, las partes puntiagudas que hay encima de algunos arboles, estacas, rios de lava y lagos que nos restaran vidas si no vamos con sumo cuidado. Para pasar algunos de estos peligros podremos disponer asi mismo con vagonetas que viajan sobre railes, lianas, trepando a los árboles, etc, etc.

Las vagonetas serán una ayuda indispensable para superar ciertas zonas

GRAFICOS

Muy buenos y grandes, cabe destacar el colorido de las pantallas y los objetos, aunque la gran mayoria de los personajes son monocromáticos de color blanco, o de otros colores. El efecto de colisión de colores está presente también aquí, pero muy atenuado debido a la inclusión de un fondo negro, sin embargo en algunas partes (como al coger una escalera) si que se nota.

SONIDO

Buen sonido, el programa dispone de bastantes melodías que acompañan a cualquier objeto que se coge, la pérdida de una vida (de diferentes formas si caes en el agua) y la del menú inicio. Los efectos sonoros son buenos con sonido en los saltos, al coger una liana, el ruido de la vagoneta, al lanzar cocos, impactos de estos sobre la cabeza de un enemigo, resbalones, etc, etc. De una calidad bastante aceptable.

DIFICULTAD

Es dificil, pero no tanto, me explico, el juego tiene realmente una dificultad (como bastantes juegos de Spectrum) alta, pero al igual que sucedía con Phantomas, podemos visitar decenas de pantallas por el mero placer de dar un garbeo, y más adelante ya sabiendo la ubicación de los objetos a tratar realizar la misión. Un punto aparte merece la confusión que en algunas zonas con muchos árboles provoca, ya que nuestro personaje, pasa por detrás del tronco y no podemos verlo hasta que salgamos de detrás, al igual sucede con los enemigos.

EN RESUMEN

Con un apartado gráfico sobresaliente, un correcto apartado de sonido, una jugabilidad y dificultad ajustada y añadiendo unas pinceladas de videoaventura, tenemos un programa que nos garantiza (o nos garantizó) bastantes horas de diversión controlando al travieso jack. Un juego muy recomendable para el Spectrum.

No hay comentarios: