En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

domingo, 11 de noviembre de 2007

Livingston supongo



Este que nos ocupa fué uno de los primeros títulos de Opera software, otra compañia española que nos iba a dar grandes éxitos en el futuro y hoy (como tantas otras de aquella época) desaparecida. El programa en cuestión aborda la historia (real) de la desaparición del doctor Livingston a finales del siglo XIX en el Congo mientras estudiaba la flora y fauna de la selva. Nuestra misión, encarnando al periodista Stanley, viajar a través del rio Zambeze, la jungla y peligrosos poblados de indígenas para encontrar al desaparecido. Como se puede ver, es una historia bastante original, basada en un relato real, cosa infrecuente de ver en aquellos primeros tiempos videojueguiles.
La cosa comienza en medio de la selva, nos encontramos ataviados con nuestro habito de explorador (salacot incluido) , y lo primero que hacemos es observar lo que nos rodea, mmm una terrible planta carnivora, una serpiente que se mueve cíclicamente y algo en el suelo realizado con madera que la verdad no tiene buena pinta, pero aún así decido comprobar que es y ... es una trampa, caigo a un foso donde la única salida está cerrada por un mecanismo controlado por una palanca, que tengo que accionar, pero está inaccesible, mientras esquivo unos terribles ojos que aparecen de forma aleatoria por el escenario. Lo bueno de todo es que no estoy desarmado en esta aventura, para empezar dispongo de 1 boomerang, que al lanzarlo por supuesto vuelve a mi y que es muy útil para acertar a enemigos a diferentes niveles, también tengo en el inventario una daga o puñal que se lanza horizontalmente que es bastante recomendable usar contra enemigos al mismo nivel, dispongo de unas granadas de mano, que conviene lanzar lo más lejos de mi posible, ya que su explosión me puede herir y por último (pero no menos importante) una pértiga que me permitirá llegar a lugares, lejanos o altos que con el salto normal no podría. El uso de estos objetos se realiza mediante una barra de fuerta que hay que pulsar, cuanto más avance la barra, más lejos llegaran. Así mismo estas armas pueden servir para activar algunos objetos a distancia, como en el caso de la palanca de la trampa antes mencionada, que es activada por el boomerang, lo cual nos abré la salida del atolladero.
Los enemigos de los cuales tenemos que protegernos en la aventura son muchos y muy variados, para empezar tenemos a la fauna del lugar, serpientes, aves, monos que nos lanzan cocos, pirañas, etc. , no podemos descuidar a la población local compuesta principalmente por salvajes con arcos y flechas y caníbales que no perderan la ocasión de hincarnos el diente al menor descuido.


Esta es la pantall inicial del juego, no es la versión de Spectrum, pero es casi igual en gráficos y colores

Aparte de estos enemigos , debemos enfrentarnos con la flora, o sea plantas carnívoras y los obstáculos naturales, como río, precipicios, arenas movedizas, etc, etc. Mención especial merece el águila, que aparece de cuando en cuando, y nos recoge para llevarnos a su nido que está al comienzo de todo. Y por si fuera poco, no descuidaremos nuestro nivel de hambre/sed que está representado por unas barras en la parte inferior del programa, si llegan a un nivel crítico, morimos, es por ello por lo que hay que intentar coger todos los botijos y bocatas que encontremos por el camino.

El águila intentará fastidiarnos más de una vez

El principal objetivo de nuestra misión, es como hemos dicho rescatar a Livingston, pero para ello, no solo tenemos que avanzar y avanzar pantallas, si no que tambien debemos recoger unas piedras preciosas para entregarlas a una divinidad que nos permitirá avanzar en el juego. Los escenarios son bastante variados, tenemos la selva, el rio, el poblado indígena, los templos, etc. Al final del todo encontraremos a un personaje al que le haremos la pregunta "Doctor Livingston, supongo", ¿Qué nos responderá el interfecto?.

GRAFICOS

Los gráficos no son de lo mejor en el juego, si bién cumplen su misión y son funcionales, destaca de manera negativa el poco detalle de los mismos, si bien , el colorido de las pantallas es un tanto a favor, los movimientos son correctos, aunque el salto del personaje tiene una animación un poco brusca, al igual que el movimiento del tronco en el río. La parte del poblado y de los templos y minas son los que mejor parados salen en este apartado. No se aprecian ralentizaciones.

SONIDO

El apartado más flojo, apenas unos pocos sonidos Fx de poca calidad (pitidos mayormente) y ninguna melodia.

DIFICULTAD

La dificultad es grande, si bién no es tanto como para desesperar, disponemos de un gran número de vidas, que se incrementan a medida que recogemos gemas, y , aunque los enemigos son numerosos , con práctica podemos llegar muy lejos en el programa, añadiendo a eso algo de pericia y reflejos, pasaremos el juego. La jugabilidad por tanto es el mejor factor y el que le hace convertirse en un éxito en aquel entonces.

EN RESUMEN

Aunque fué uno de los primeros títulos de Opera, ya destilaba calidad por los cuatro costados. A este juego, dediqué gran cantidad de tiempo a intentar avanzar en mis años de peque, aunque llegaba lejos, no conseguí pasarmelo. Al cabo de los años y emuladores por enmedio, logré llegar al final que me esperó durante tanto tiempo. Un videojuego que aún es muy adictivo y recomendable.

No hay comentarios: