En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

jueves, 13 de diciembre de 2007

AFTERBURNER




Otra vez Sega, en una de sus épocas más fecundas (finales de los 80 y primeros de los 90), nos sorprendía con un vibrante arcade-simulador (más arcade que simulador), en el que no solo el videojuego era importante, sino también la ambientación. Porque estar sentado en una cabina de un F-14 Thomcat, y notar como todo tu entorno se mueve a a la par de lo que está sucediendo en la pantalla, era una experiencia muy intensa. La máquina por supuesto derrochaba calidad y adicción por los 4 costados. ¿Cómo se habrá llevado toda esta parafernalia al Spectrum?, vamos a verlo.
La conversión a Spectrum, sorprende, primero porque está programado en 48 KB, cuando ya se podía haber realizado en 128, pero lo que más llama la atención es la gran calidad y el cuidado que se ha tenido para conseguir aproximarse lo máximo posible al original de los salones recreativos.

Mucho colorido en la pantalla de carga
Aunque se supone que debe haber una historia, la verdad es que no la conozco, y no hace falta en realidad. Ya que este es uno de esos arcades frenéticos en los que te aparecen cientos de aviones a lo largo de una fase y multitud de proyectiles dirigidos contra tu aeronave que debes esquivar a la vez que eliminas a unos cuantos enemigos. La historia comienza, despegando del portaaviones "SEGA Enterprise" (bonito nombre), y nada más ganar altura unos segundos después, nos encontramos a los primeros aviones atacantes. Contamos con un movimiento supersuave que nos permitirá movernos o ejecutar increibles pirueta aéreas como rizos, con unos pocos toques de joystick o teclado (responde mucho mejor el joystick). Gracias a ese genial movimiento podremos escapar de los misiles que nos lanza la fuerza aérea adversaria.

Los gráficos son increiblemente parecidos a los de la recreativa
Como no todo se va a basar en esquivar los misiles enemigos, y menos cuando volamos en un avión de combate, disponemos también de misiles para dar los buenos días a cualquier contrincante que se nos cruce en nuestro camino, podemos dispararlos a "ciegas" (cosa no recomendable) lo que hará que el misil se marche en linea recta, y , si hay suerte impacte contra algo o alguien, lo más lógico es esperar a que el ordenador nos dé la señal "Lock", lo que quiere decir que el blanco sobre es que está la marca, está captado por el radar de a bordo, por lo que si disparamos un misil en este momento, este se dirigirá guiado hasta alcanzar el objetivo, el problema de este sistema es que es un poco más lento cuando hay muchos aviones enemigos en la pantalla, ya que tiene que ir fijándolos poco a poco. Cuando los "pájaros" del adversario se acerquen mucho a nuestro avión, disponemos de otro medio de defensa cercana, el cañón Gatling de disparo automático. Este arma, siempre está disparando de manera automática, o sea que no tenemos el control sobre ella, solo podemos dirigirla, moviendo el punto de mira (moviendo el avión a su vez) sobre el contrincante, y si está lo suficientemente cerca, será derribado. La munición del cañón es infinita, no pasa lo mismo con los misiles, que tenemos que racionar convenientemente, aunque de vez en cuando un avión nodriza o un aeródromo aliado que encontremos por ahí nos los recargarán.
Contaremos con ayudas que nos recargarán de misiles
Las pantallas son todas continuas, es decir, al completar una fase, no se realiza una pequeña pausa como sucedería en cualquier juego, sino que directamente comenzamos la siguiente (es algo así como lo que sucedía en "Out Run") , el escenario de estas varía enormemente, podemos pasar de una fase de mar, a otra de tierra, con montañas, selva, poblados, incluso volar por el centro de una formación rocosa. Por último disponemos de la posibilidad de usar la postcombustión (o afterburner en inglés) que nos proporcionará una velocidad extra, pero limitada que en algunos casos de saturación de enemigos o para esquivar misiles enemigos, puede ser muy útil. Los enemigos más comunes serán aviones, helicópteros, torretas de vigilancia, lanzadores de misiles SAM y algun que otro ingenio militar dedicado a derribar aviones.
GRAFICOS
Tremendamente buenos, prácticamente (y siempre salvando las distancias de hardware) iguales que en la recreativa, con un movimiento supersuave, y un tamaño y definició estupendos , sin perder un ápice de velocidad (que es de vértigo como en la máquina). El color es monocromo, pero, ¿acaso importa eso, si tenemos una conversión casi clavada al original?
SONIDOS
Excelentes sonidos, sobre todo los FX, la música es normalita, ya que no se le puede pedir más al modesto buzzer del Spectrum (48KB). Notable.
DIFICULTAD
Como una conversión excelentemente realizada, no podían dejar de copiar la dificultad extrema de la recreativa, será casi imposible pasar el juego con las pocas vidas con que disponemos, pero al menos aquí no nos dejamos la paga.
EN RESUMEN
He de reconocer que conocí el juego del Spectrum, antes que la recreativa, y si yá me impresionó cuando lo ví por primera vez, mayor impacto me dió al descubrir la máquina original, tenía más colores y la cabina móvil, pero por lo demás, era el juego de mi Spectrum. Una de las mejores conversiones que ha habido en este ordenador junto a "Chase HQ", con la diferencia de que aquel era programado en 128 KB (más recursos) y este en 48 KB. Increible lo que se podía hacer con tan poco.