En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

viernes, 21 de diciembre de 2007

COMMANDO





Volvemos con las conversiones, en este caso la de Commando, un trepidante arcade, que apareció en los salones recreativos en 1986 y que a un servidor enganchó totalmente debido a su increible jugabilidad (a pesar de su increible dificultad). Elite se encargó de realizar esta conversión al Spectrum, veamos ahora que es lo que les salió.
La historia es la siguiente, nuestro protagonista, es un marine especializado en pasar trás las filas enemigas, y luchar en solitario contra decenas de soldados enemigos, buscando rehenes que liberar o jefes enemigos que eliminar. Su forma de actuar es la siguiente, es enviado a la selva, donde se conoce que hay mucha actividad enemiga, y armado con su ametralladora y un puñado de granadas, se abre paso destruyendo y barriendo a cualquier soldado o vehículo enemigo que se encuentre.
La pantalla de carga no era mala
A pesar de que la historia no es muy original, en la recreativa la máquina tenía un tirón muy interesante, debido a varios factores, los buenos gráficos, el movimiento supersuave, la adicción gigantesca y una banda sonora y sonidos que acompañaban en todo el periplo de nuestro soldado. Bien pues en la versión de Spectrum falta absolutamente todo lo anteriormente comentado.
Para empezar y sin entrar mucho en detalles, sorprende el escenario casi vacío de enemigos y objetos en el que nos movemos con un movimiento bastante brusco, al poco empiezan a aparecer enemigos, unos gráficos que parecen lejanamente un soldados, todos de color negro, salen por los laterales disparando de cuando en cuando una bala y desapareciendo rápidamente, algunos se esconden tras una roca dispersa o una palmerilla que hay por ahí, que por cierto son bastante malas gráficamente hablando. Si pulsamos la tecla de avanzar y nos dedicamos a avanzar disparando, no habrá practicamente nadie que pueda detenernos, solo los obstáculos naturales como un río o un puente que aparece en todas las pantallas.
Gráficamente el juego es horroroso
Además de este vacío de enemigos y elementos (casi siempre estaremos viendo una pantalla amarilla, en la que de vez en cuando aparece un sprite o un elemento del decorado). Disponemos como he comentado antes de granadas que nos servirían para eliminar a soldados parapetados tras rocas o muros, sin embargo, la forma que tiene de lanzarse la granada, requiere mucha suerte para que esta llegue a su destino, la mejor forma de utilizarla, es lanzarla cuando hay muchos enemigos en la pantalla (o sea casi nunca). A veces aparecen un camión o un jeep en la pantalla, el movimiento del camión es mareante, y eso que solo se mueve de izquierda a derecha o viceversa. El jeep, aparece por detrás a una velocidad de vértigo y de golpe y porrazo se detiene y está un rato avanzando a tu velocidad (en la máquina era muy parecido, pero aparecía por detrás más gradualmente, para darte tiempo a reaccionar). En las fases 2 y 3 hay algo más de variedad, pequeñas casitas y algún bunker que dispara un cañonazo que es 10 veces más rápido que las ráfagas de ametralladora de los enemigos de a pié. Menos mal que la rutina que le programaron para disparnos es mala, y eso unido a la gran velocidad de nuestro soldado, hará que cuando el proyectil llegase al punto donde estabamos, nosotros ya nos encontremos en el otro lado de la pantalla.

La variedad de escenarios en nula, todo se repite

Al final de cada fase, nos enfrentaremos a un grupo de soldados enemigos que salen de una puerta, que no es ni la décima parte en número de los que salían en la recreativa, estamos de acuerdo que el Spectrum no tenía tanta capacidad de mover Sprites, pero algo más podía haberse mejorado, superar esos escollos es realmente fácil. Unos soldados pintados de verde se mezclan a veces con los normales, se supone que son los jefes, así que hay que dispararles, pero si se escapan da igual, solo se trata de puntos. Por cierto me parece que los enemigos son Vietnamitas. Lógicamente cualquier impacto de misil, granada o bala enemigos nos quitarán una vida, así como caer en rios o ser atropellado por cualquier vehículo. Por fortuna contamos con bastantes de ellas. Podemos ampliar nuestro arsenal de granadas, recogiendo las cajas rojas que encontremos por ahí repartidas.

GRAFICOS

Horrorosamente malos, poco detallados, con un efecto de colisión de colores gigantesco (nuestro personaje cambia de color por completo al acercarse a otro item), poca variedad de enemigos, poca cantidad de elementos en la pantalla, fondo amarillo, ralentizaciones sin lógica, para después sin motivo aparente acelerarse... Muy deficiente en gráficos.

SONIDO

Los típicos sonidos de pitidos y una pequeña melodía basada en la recreativa. Aprobado raspadillo en este aspecto, pudo ser mejorado notablemente.

DIFICULTAD

Aunque en la recreativa, la dificultad es enorme debido a la gran cantidad de enemigos que aparecen, en este programa es sumamente fácil pasar pantallas tan solo corriendo hacia adelante y disparando sin distraerte con otras cosas, muy pocos enemigos te plantaran cara, y al final de cada fase un minúsculo grupo de soldados intentará ponertelo dificil, pero lo cierto es que no lo lograrán. Solo se hace dificil por los fallos de programación, como la velocidad alta con que aparecen los vehículos (en especial el jeep) o las aceleraciones imprevistas del programa. Suspenso en este apartado.

EN RESUMEN

Aunque la recreativa fué un superéxito y debido a ello estaba deseando conseguir este juego, a los pocos segundos de jugar, me dí cuenta de que era una verdadera estafa, habían realizado un juego que no tenía ni el nivel de la Atari 2600, y que otros realizados 3 o 4 años antes, superaban técnicamente (y no digamos en adicción), si además es fácil , se puede pasar sin apenas mover un dedo, tenemos una conversión que no tenía que haber salido del estudio donde se produjo, porque para hacer algo mal, mejor no se hace. Creo que jugué un par de veces y lo desterré a la caja de juegos olvidados.