En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

viernes, 28 de diciembre de 2007

LEMMINGS


Nos volvemos a ir al año 1992, concretamente a Enero, la revista Microhobby (número 217), se despide de nosotros pegando un portazo a la época del Spectrum,( ya que este solo le sobreviviria comercialmente un par de meses más) con la curiosa portada de un juego que por aquel entonces resultaba una incógnita. Se trataba de Lemmings un superéxito en todas las plataformas (aunque principalmente en PC) que por los pelos, llegó al Spectrum, antes de desaparecer.

La historia es sencilla. Los Lemmings , son una especie de roedores (por lo menos en la vida real) que han decidido mudarse de mundo, pero para llegar a su hogar ideal, primero deben de pasar por una serie de fases, en las que caen por una ventana y se deben abrir camino hasta la puerta de salida, a veces situada en zonas francamente difíciles.

Los gráficos como en todas las versiones, son pequeños
Comenzamos pues nuestra tarea, que será dura. Para abrir boca, diremos que los Lemmings no los manejamos directamente, es decir, no seleccionamos un Lemming, y con los cursores nos movemos y hacemos control sobre él. En este juego podemos manejar a esos bichejos mediante una asignación de tareas que aparecen en la barra inferior de la pantalla. Así, en el caso de que tengamos que construir un puente, en el momento en que uno de nuestros personajitos, se aproxime al lugar donde hay que comenzar la construcción, le pedimos que se ponga manos a la obra, y de esta forma se inicia la misma. Hay que tener cuidado con el botón que indica una explosión nuclear, ya que este hará que todos nuestros Lemmings exploten tras una cuenta atrás de 5 segundos. Otros trabajos para ellos son: Bloquear (1 Lemming impide que sus compañeros pasen a partir de él), excavar, excavar horizontalmente, excavar con pico (en oblicuo), trepar (permite escalar paredes verticales), y suavizar las caidas mediante un paragüas. Todas estas habilidades no son infinitas, tenemos un número determinado de ellas, pasado el cual se agota y no podemos asignarla más (en otras fases alguna de ellas sí es infinita). Y no en todas las pantallas tendremos disponibles todas las habilidades, puede que en algunas nos falten varias, dando así más dificultad al juego. Por otro lado, si algún Lemming termina la tarea y no le asignamos que continue o realice otra, volverá a andar de manera automática (y es algo peligroso si se trata de un constructor de puentes). Tenemos un tiempo para superar la misión, así que no podemos dormirnos en los laureles y es probable que tengamos que repetir una y otra vez la dichosa fase antes de dar con la solución. Por último, tenemos que salvar un número de Lemmings por cada fase, que puede ir en porcentaje desde el 50% hasta el 100%, si no completamos dicho porcentaje, no superaremos la pantalla.
Las fases se irán complicando cada vez más
Hablemos ahora de los Lemmings. Estos seres , son poco inteligentes, ellos solo se limitan a andar hacia adelante, sin importarles que hay un foso o un lago, donde por supuesto se ahogarían por que no saben nadar, además , como norma general en cada fase siempre aparecen decenas de Lemmings por la puerta de entrada, por lo que el rebaño a guardar suele ser grande. En algunas pantallas solo aparece 1 Lemming o unos pocos, simplificando (o no) algo más la tarea.
Gráficamente no desmerece a otras plataformas
Muchos peligros aguardan a nuestros protagonistas, además de los mencionados de fosos sin fondo y ríos subterráneos, tenemos lagos de lava, infernales aparatos que lanzan llamaradas convirtiendo a nuestros amigos en carbonilla. Trampas que se activan al pulsar un botón y que pueden consistir en una apisonadora, trituradora y cosas así, y posiblemente más todavía. Podemos pausar el juego pulsando el icono de unas huellas para poder pensar mejor, y si tenemos la solución incrementar el flujo de Lemmings con el icono "+" lo que hará que salgan más rápido del portal de entrada, en caso contrario y nos veamos agobiados, podemos disminuirlo con el icono "-".
GRAFICOS
Buenos, son pequeños pero bastante detallados, en especial los decorados. Además en todas las plataformas los gráficos son similares y en el Spectrum no iba a ser menos, salvando el tema de el color. Lo que hace que esta versión y la de Game Boy sean increiblemente similares.
SONIDO
Bien, el sonido es escaso, ya que como norma general nos acompaña el silencio con nuestro rebaño de Lemmings, aunque algún Fx hay como las explosiones o el ruido que hacen nuestros constructores para indicarnos que están acabando su trabajo.
DIFICULTAD
El juego es dificil, ya que se tratan de 120 fases, en las cuales tendremos que desplegar mucho ingenio para evitar que nuestros amigos sean pasto de algún peligro que circula por ellas. Aunque lo bueno es que podemos repetir y repetir una fase que no hayamos superado, sin límite.
EN RESUMEN
Posiblemente el último o de los últimos títulos comerciales importantes que salieron para el Spectrum, y no podemos decir que fuese un mal programa. El juego es bastante bueno, y salvando la distancia del color, muy parecido a otras versiones. Psygnosis hizo un buen trabajo y cerró la etapa del Spectrum con un broche de oro.