En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

miércoles, 19 de diciembre de 2007

The Simpsons: Bart vs. the space mutants






La fiebre amarilla de los Simpsons, también llegó al Spectrum (por los pelos) y este título que nos ocupa, se trató de uno de los últimos juegos editados para nuestro pequeño microordenador. Lanzado en multiples plataformas , la gran calidad de este juego, demostró que aún salvando las diferencias con las videoconsolas, el Spectrum tenía el suficiente poder como para competir con ellas, desgraciadamente después de esta cinta se abrió el vacio bajo los ordenadores de 8 bits, cerrando con ello el primer gran libro de la historia de la informática.
La ambientación es bastante buena
La historia, es la que sigue. Bart Simpson, ha logrado captar mediante su trucada televisión, los planes de malvados extraterrestres, que pretenden invadir la Tierra. Para lograrlo, primero necesitan realizar infiltraciones, inundando el mundo con objetos "marcados" que facilitarían la entrada alienígena posteriormente, mediante la construcción de un superarma. Como el plan se preveé muy ambicioso, los marcianos, deciden realizar una serie de pruebas en la ciudad de Springfield antes de pasar al ataque masivo en todo el planeta. Equipado con unas gafas de rayos X, Bart decide salir a su paso para derrotarles y que desistan de sus maléficos planes, su primera tanda de objetivos: Los objetos de color púrpura.
Y esa es la historia, no muy original en cuanto al fondo (chico que debe salvar al mundo de la invasión alienígena), pero muy buena en cuanto a la forma (nada de pilotar naves o freir extraterrestres con pistolas láser). Lo mejor sin duda es la forma de los gráficos que recuerda y recrea la atmósfera de la serie de los Simpsons.

Como dice el título , el protagonista es Bart.
Todo comienza en las calles de la ciudad de Springfield, nuestra misión en esta primera fase, es cambiar el color púrpura a diferentes objetos situados por la ciudad, necesitamos cambiar un cierto número de ellos, para poder enfrentarnos al enemigo de final de nivel y poder pasar a la siguiente fase (esto será común en otras pantallas). Por otro lado, nos encontraremos a ciudadanos que pasean tranquilamente, aunque muchos de ellos son aliens disfrazados, para descubrirlos, lo mejor es usar las gafas de rayos X, si llevan un alienígena en la cabeza, hay que saltarle y coger la moneda que deja al morir. Este item, nos dará una letra para completar el nombre de un familiar (en la primera pantalla es Maggie), que nos ayudará a derrotar al enemigo de final de fase, si logramos escribir su nombre completo.

Los gráficos son buenos, salvo por la transparencia de los sprites

Encontraremos también numerosos aliens que pululan tranquilamente con su forma original por la ciudad, debiendo esquivarlos como sea. Disponemos de 3 vidas para completar las 5 misiones en las que se cambia el objeto a eliminar, y por cada vida, tenemos el aguante de 1 impacto con un enemigo. Como ayudas, dispondremos de nuestro inseparable spray de color rojo, tirachinas, cohetes, monopatines, etc. que podremos añadir a nuestro inventario y usar cuando lo necesitemos. Podremos comprar varias ayudas de este tipo en tiendas que encontraremos por ahí , pagando con las monedas que dejan los extraterrestres descubiertos. Numerosos personajes conocidos en la serie apareceran en el juego, como Moe, al que le gastaremos una de las típicas bromas que Bart le hace en los capítulos televisivos. Los escenarios cambian entre sí, pasando de la ciudad a un centro comercial, el parque de atracciones Krusty, el museo de Springfield y la central nuclear, donde tendremos la última batalla con los invasores. Otros objetos utilísimos para avanzar, son las caras de Krusty que aparecerán de cuando en cuando, y que nos darán una vida extra al recogerlas. Por último, añadir que no solo enemigos extraterrestres tendremos, sino también habrán obstáculos como vallas, firmes de cemento fresco, atracciones locas, escaleras... y enemigos de fin de fase conocidos, como Nelson el gamberro, el actor secundario Bob y similares. Bart tiene la capacidad de correr más rápido mediante la acción de mantener pulsado el botón del salto, a veces requeriremos de esta habilidad para huir de enemigos realmente rápidos , como Moe que saldrá corriendo detrás nuestra, tras pintarle el delantal de rojo.

GRAFICOS

Son bastante buenos en cuanto a decorado y ambientación, la forma de los sprites también es buena, sin embargo tienen un problema que sucedía en numerosos juegos de Spectrum, los sprites son transparentes, esto que en un juego con fondo negro (por eso muchos usaban ese color) no importa tanto, en este título en el que son escenarios muy trabajados y coloridos, puede resultar confuso, y hasta incómodo. Entiendo que no se pueda usar el color para los sprites, pero por lo menos deberían haberlos hecho sólidos (si es que se podía hacer , claro).

SONIDO

Buen sonido, con la melodía principal de los Simpsons como banda sonora y unos aceptables efectos especiales como el ruido del spray, impactos, lanzamiento de piedras, petardos y similares y demás variaciones.

DIFICULTAD

El juego tiene una dificultad bastante estudiada, las primeras fases son sencillas, y las últimas muy difíciles, pero provoca que la adicción no decaiga a primeras de cambio y que nos esforcemos aún más en completar el juego, que ni mucho menos es imposible de acabar. Correcta jugabilidad.

EN RESUMEN

Aunque primero probé la versión de NES de este videojuego, y la verdad es que era impresionante, esta de Spectrum rayaba también a un alto nivel, siempre teniendo en cuenta sus limitaciones. El fallo de los gráficos transparentes le quitaba algo de brillo a la cinta, pero en general se trataba de un gran programa, excelentemente programado. Fué protagonista de la penúltima portada de Microhobby.