En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

miércoles, 5 de diciembre de 2007

WELLS & FARGO




Y seguimos sin salir del viejo Oeste americano, tras "Gunfright", Topo observó el filón que la temática western podía tener en los ordenadores y decidió crear un arcade de desarrollo lateral bastante original y que añadió mucha frescura a estos.
En W&F tomamos el rol de 2 conductores de diligencia, cuya misión consiste en llevar sano y salvo al cargamento de esta, a lo largo de varias pantallas, hasta la ciudad de destino. Ya de por sí, el argumento es bastante diferente del típico "nave que acaba con un imperio" o "soldado de fortuna capaz de destruir un ejército el solo", aunque en el fondo se trata de lo mismo, matar y matar , esquivar todos los tiros enemigos y avanzar, pero con un toque especial, que le dá el citado argumento.

En puestos intermedios podremos recuperar fuerzas
Como decía antes, disponemos de 2 personajes con los que defender nuestra diligencia, de la peor calaña del Oeste, cientos de bandidos e indios, tratarán de conseguir el botín, y de paso alguna cabellera para la colección. El control, al llevar a 2 personajes, es algo raro, ya que uno de ellos está a las riendas de la diligencia, y el otro subido al techo de esta, con rifle en ristre, esperando a que salgan los "malos" para freirlos a balazos, pero como decía, es raro, ya que por ejemplo, si quiero disparar a un jinete enemigo que está en la parte superior derecha de la pantalla, pues le apunto con el tirador y disparo, pero también se mueve la diligencia en esa dirección, o sea que a la vez que disparamos, nos movemos, y como veremos algo más adelante, está conjunción de controles, puede ocasionarnos más de un disgusto. Disponemos de una buena carga de vidas para nuestros hombres, que deberían ser suficientes para pasarnos el juego, pero la dificultad se encargará de ponernos en nuestro sitio, y, claro está, el enrevesado sistema de control.
No solo recorreremos llanuras, también pasaremos por poblados a toda velocidad
Cada vez que uno de nuestros hombres es derribado, otro saldrá de la cabina de la diligencia, para ocupar su lugar (siempre y cuando nos queden vidas disponibles), además, hay que vigilar las irregularidades y consistencia del terreno, ya que nos podrían provocar, que el tirador, al estar en el techo de la carroza, cayese de esta, por el paso a toda velocidad por el obstáculo. La diligencia también sufre el desgaste de todos los baches y si el castigo es demasiado, perderemos las ruedas y ahí acabó nuestro periplo. Por fortuna, hay puestos intermedios, en los que podemos reparar nuestro vehículo y que sabremos cuando vamos a llegar por un contador de millas que hay en la parte superior.
El modo de 2 jugadores es divertidísimo
Hasta ahora, el juego es bastante original y divertido (si exceptuamos la salvedad del maldito sistema de control), pero cuando se convierte en un pozo sin fondo de adicción y diversión, es cuando se juega con otra persona en la modalidad de 2 jugadores, uno manejando al riflero, y el otro al conductor, pudiendo alternarse los roles en cualquier momento, la excelente sensación que produce el estar trabajando en équipo para realizar una misión (muy diferente a los juegos cooperativos hasta ese momento, en los que realmente, aunque juegas con otra persona, luchas por salvarte a tí mismo), eleva a cotas inimaginables la jugabilidad del título. Por ejemplo, un conductor, debe evitar obstáculos para no tirar al tirador (por cierto este , puede permanecer intacto en un obstáculo si se tumba, aunque en esa posición no puede abrir fuego), y este último, debe eliminar a todos los bandidos que disparen contra el conductor, para que no se quede la diligencia sin control. Aunque solo sea por jugar en este modo, se convierte en una cinta imprescindible para cualquier maníatico de la retroinformática.
GRAFICOS
Excelentes, todos los objetos y sprites del decorado son muy grandes y de calidad , aunque si se le tiene que poner un pero, quizás es a la dificultad de distinguir las balas de los enemigos cuando hay muchos en la pantalla, ya que se confunden con el tono gris de nuestra diligencia. No he encontrado muchas ralentizaciones, a pesar de ser gráficos grandes, y, a veces, existir una gran saturación de ellos en pantalla. No tiene colores, pero no lo necesita, salvo el detalle de los disparos del enemigo.
SONIDO
Los sonidos Fx son normalitos, y algo escasos para mi gusto, aunque como suelo decir en esta sección, cumplen perfectamente con su cometido, melodías, hay muy pocas, y de calidad bastante justita. El sonido no es el punto fuerte de este programa.
DIFICULTAD
En modo de un jugador, es muy dificil de superar, por la ya comentada extraña manera de controlar a los 2 personajes. Eso sí en modo de 2 jugadores, además de ser bastante más sencillo (aunque no es que sea muy fácil), la diversión aumenta de manera exponencial a medida que se avanza en el desarrollo del mismo, aunque desde el comienzo, engancha.
EN RESUMEN
Debo reconocer que esta cinta, me sorprendió cuando la cargué por primera vez, ni mucho menos esperaba un desarrollo de juego de esta manera y ni de la más remota de las maneras , esperaba que fuese tan divertido jugando 2 personas a la vez, es precisamente por el gran recuerdo que tengo de esas partidas a 2 jugadores, por lo que decidí escribir un artículo sobre este, en parte desconocido, juego de Topo, que esta vez realizó un trabajo magistral, al sacrificar muchos gráficos rimbombantes y sonidos espectaculares, por la enorme carga de adicción y diversión que aporta en modo 2 jugadores. Genial.