En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

martes, 1 de enero de 2008

BADLANDS


En 1990, Domark realizaba otra conversión de una máquina recreativa a nuestro pequeño Spectrum, la crítica , lease la revista "Microhobby" la única que tenía unas cifras de ventas respetables, le dió una puntuación bajísima, a la vez que recomendaba poco menos que no saliesen programas tan "mal" hechos como el que vamos a analizar. He de puntualizar que en aquella época era un asiduo lector de la citada revista y a la que le tengo un cariño especial porque era muy muy buena, pero con respecto a este juego, en mi opinión, pincharon.

Porque no todo se trata de realizar grandes graficos y una dificultad excepcionalmente alta , así como ampararse en una licencia de éxito de cine u otros videojuegos. En este caso Domark, contrató la licencia de una máquina relativamente poco conocida y que trataba sobre carreras de coches , en un escenario post-apocalíptico, donde los contrincantes podían usar la máxima aquella que decía "Todo vale y vale todo", con este planteamiento tán simple, lo cierto es que la máquina entretenía.

La historia como ya se ha contado en el párrafo superior trata de esas carreras por la supervivencia, en las cuales tendremos que sacrificar el "fair play" para poder vencer. No solo tendremos la posibilidad de hacer marrullerias tipo empujar al adversario fuera de la pista, o cerrarle el paso por una curva , como se haría en cualquier gran premio de F1, en este caso tenemos la posibilidad de usar armamento. Por defecto nuestro vehículo viene con un pequeño cañoncito que no provoca daños graves al enemigo, solamente le enlentece ligeramente , así mismo, tendremos que tener cuidado cuando un contrincante vaya a "rebufo" nuestra, porque podríamos sufrir el mismo castigo que ellos, afortunadamente el cañón tiene poco alcance y bastarán unos pocos acelerones para quedarnos fuera de rango de tiro.


Los gráficos no eran gran cosa, esta es la versión Amstrad que apenas difiere de la de Spectrum
Otros armamentos nos esperan en modo de items que van apareciendo, así, podremos obtener munición más potente que llevarnos al cañón como misiles y bombas de gran potencia, en este caso el coche alcanzado "vuela" por los aires, restándole una buena porción de tiempo hasta que vuelve a estar plenamente operativo en la carrera. Otras formas de machacar al personal, consisten en minas que quedan adheridas al asfalto hasta que alguién pasa por encima, obteniendo un efecto similar al de los misiles, y la posibilidad de generar charcos que producirán derrapes al desafortunado competidor que los pise. Obviamente, estas armas pueden volverse contra nosotros si no tenemos cuidado de esquivarlas cuando demos las siguientes vueltas al circuito.
El número de estas suele ser siempre de 4, y el trazado de los circuitos varía, desde los más simples en los primeros , hasta los más complejos , dando diferentes giros y evitando a los coches rezagados que pueden cruzarse en pasos comunes. Normalmente en este tipo de circuitos, existen también esclusas que se abren y cierran con regularidad, el obtener una esclusa abierta, puede permitirnos atajar bastante en el camino a la meta, igual que encontrarla cerrada, nos obligaría a realizar un rodeo que generalmente es bastante pernicioso para nuestra posición en carrera. La obligación por supuesto es quedar primero, y el lograrlo, nos permitirá ganar más dinero para invertirlo en mejoras para el coche, armamento, etc. Es algo similar a lo que ocurrirá unos años después con "Super off road" para PC, tanto la forma de juego , como de compras es muy parecida. Antes de llegar a la última vuelta, una banderola nos avisa de que tenemos que apretar el acelerador, ya que el siguiente paso por meta nos dirá quien es el vencedor de tan peligrosa carrera.
Hasta aquí puede parecer un juego sencillo, incluso malo , debido a los gráficos que usa, un poco espartanos, pero donde el programa pega una vuelta de tuerca bastante interesante es en la posibilidad de jugar 2 personas a la vez. En este caso un contrincante llevado por el ordenador, pasa a ser controlado por otra persona, lógicamente la adicción que conlleva es bestial, ya que en aquel entonces no tantos juegos permitían esa opción (por lo menos de manera simultánea), y la forma de jugar (básicamente hacerse la puñeta el uno al otro) , divierte bastante.
GRAFICOS
En esto estoy completamente de acuerdo con Microhobby, los gráficos son malos de solemnidad, pequeños, pocos colores, mal definidos y un movimiento regular, los coloca a un nivel muy bajo respecto a la recreativa. Suspenso en este apartado.
SONIDO
No tiene música y los Fx son escasos y normalitos, nada espectaculares técnicamente, incluso me atrevería a decir que casi que son malos teniendo en cuenta el año de programación (1990).
DIFICULTAD
3 adversarios (con nosotros 4) y 8 circuitos son los que nos esperan para derrotar a nuestros adversarios, sin embargo, al ser bastante enrevesados y aunque hayamos completado el juego varias veces, nunca se trataría del mismo circuito, ya que cambia el sentido de la marcha, la dirección en un cruce, etc. Por lo demás , es algo dificil al comienzo, pero al poco (muy poco), se le coge el truco y es posible completarlo varias veces sin problemas. La mayor dificultad provendría de un hipotético segundo jugador humano.
EN RESUMEN
Aunque Microhobby tenía razón en el tema del apartado técnico, el juego sobresalía en adicción, ya que el modo de 2 jugadores (en mi caso jugaba con mi hermano) era sobresaliente, y permitía unos piques y una competitividad como ví pocas veces en la época del Spectrum, tengo un muy grato recuerdo de esta cinta, y creo que en aquellos años era una muy buena compra, a pesar de lo que dijese mi querida revista.