En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

jueves, 3 de enero de 2008

CABAL




Otra conversión, en esta ocasión tenemos a "Cabal" una magnífica máquina recreativa, en la que la acción y las descargas de adrenalina se hermanaban dándonos una experiencia de juego alucinante en la segunda mitad de los años '80.
Ocean se encargó de su conversión a varias plataformas, la del Spectrum, puede considerarse afortunada a otras, que aún mejor paradas gráficamente por la mayor potencia de sus respectivos hardwares, se convirtieron en juegos que no lograban enganchar, ya que varios elementos vitales del original se perdieron.
La historia... pues la típica, eres el supersoldado que ha participado en varias misiones suicidas, saliendo con bién de todas ellas, y claro, lo normal es que se te asigne una misión que en el peor de los casos no la desempeñaría bien ni un ejercito completo. Pero como nuestro hombre és un gran mercenario y un profesional en su materia (todo eso aderezado con unos cuantos ceros de más a su cuenta corriente), acepta la tarea. Por lo tanto, nos enfundamos el traje mimetizado, nos cargamos bien de munición y granadas de mano y nos dirigimos a esa inhóspita región que hay que "pacificar".
Tiene menos colores que la carátula, pero está muy bien realizada la pantalla de carga.

Para el que nunca haya jugado a este programa, puede parecer raro la perspectiva utilizada (visión trasera), pero es muy fácil acostumbrarse, desde nuestra perspectiva se domina todo el campo de batalla y los enemigos que van apareciendo. En dicho lugar, se vislumbran elementos que a priori puedan parecer decorativos, como casas, árboles, muros, etc., pero que resulta que no son del todo estáticos como en otros juegos , y es que esa es una de las claves del éxito de Cabal, podemos destruir todo (o casi) del decorado , bien con ráfagas de nuestra ametralladora, o bien con granadas de mano, además tienen un bonito efecto de dichos objetos deteriorándose, agrietándose, etc. hasta al final caer derruidos (aunque en la máquina este efecto era muchísimo mejor).


Gráficamente tiene un gran nivel

El juego está dividido en fases, que a su vez tienen 4 subfases y un enemigo final, que normalmente es un vehículo de guerra sobredimensionado , como un tanque , un helicóptero , un submarino y cosas así. En cada una de esas subfases, nuestra misión es llenar una barra inferior etiquetada como "enemy", que se va rellenando a medida que masacramos enemigos, cuando la completamos, automáticamente pasamos de nivel. En el aspecto de los enemigos, hay que destacar la gran cantidad de estos que aparecen en la pantalla desde todas las direcciones y que se mueven y disparan contra nosotros sin parar. En la mayoría de los casos son soldados enemigos muy fáciles de abatir, en otros mortíferos ingenios militares nos atacaran sin miramientos. Muchos enemigos muertos, dejan a veces items que podemos recolectar para ayudarnos en nuestra tarea, como granadas extrar o fusiles mucho más potentes capaces de barrer un grupo de tanques de un par de ráfagas. Para protegernos de los disparos enemigos, tenemos un par de pequeños muros, tras los que parapetarnos y disparar tranquilamente a estos, eso sí, bastaran unos pocos disparos enemigos contra nuestra protección para que esta salte hecha añicos y no tengamos otro sitio donde escondernos. En ocasiones, podemos ser alcanzados por una granada enemiga, o un tiro en oblicuo disparado por un soldado con muy mala uva, aún estando detrás de nuestra protección. El punto anterior, me recuerda un pequeño problema que tiene el juego, un molesto parpadeo que tienen las balas enemigas, que nos hará perder alguna que otra vida, sobre todo cuando el número de disparos en la pantalla sea grande (no seremos capaces de discernir hacia donde se dirigen). El efecto de colisiones de las balas , tampoco está muy acertado. En esta versión, a diferencia de la original, no podemos hacer volteretas para escapar de una situación peligrosa, lo que aumenta la dificultad. Además como punto anecdótico, al pasar las fases, nuestro personaje no hace las locuras y cabriolas (graciosas) que hacía el protagonista de la recreativa.

GRAFICOS

Excelentes, son muy grandes y muy parecidos a los de la recreativa, el colorido es bueno, y a pesar de que los gráficos son transparentes, no provoca un mal efecto. El movimiento es muy fluido, a pesar de que aparecen en pantalla decenas de soldados enemigos moviéndose a su vez. Notable.

SONIDO

Pues lo normal, unos efectos Fx que cumplen perfectamente con su cometido, y prácticamente ausencia de música durante el juego. Aprobado.

DIFICULTAD

La dificultad está muy bien ponderada en este juego, al comienzo es muy absequible, y poco a poco va aumentando , hasta llegar a un límite en el cual, dar unos pocos pasos y disparos es ya un triunfo, pero se realiza de una manera tan gradual que te cuesta dar cuenta de ese aumento hasta pasadas unas cuantas fases. La jugabilidad es excelente.

EN RESUMEN

Ocean demostró una vez más, que lo suyo eran las conversiones y las licencias de películas, con este magnífico programa, que nos traía todo el sabor de la recreativa en una pequeña cinta de cassette para el Spectrum. Aún falto de pequeños detalles como los antes mencionados, era una copia fiel del original. Su punto más débil, la imposibilidad de 2 jugadores, que en la máquina si era posible. Si se hubiese podido implementar ese punto, la adicción hubiese subido muchos más enteros, pero , posiblemente el hardware del Spectrum no fuese capaz de mover con soltura otro jugador más y los múltiples enemigos que aparecian.