En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

martes, 8 de enero de 2008

NAVY MOVES







Dinamic, de nuevo, en 1988 nos sorprendió con un magnífico juego, mezcla de arcade frenético y aventura, aderezada con una dificultad enorme, como era habitual en sus juegos de entonces. Este programa es considerado la segunda parte del "Army Moves", aunque no compartamos protagonista, nuestro valiente soldado Derdhal ha sido reemplazado por el no menos bravo, Mcarra (menudo nombre).
El objetivo de esta misión es encontrar y destruir un sofisticadísimo submarino nuclear, que podría poner al mundo al borde de la guerra atómica. Afortunadamente contamos con varios ingenios y equipos para acercarnos hasta el buque, infiltrarnos y realizar los pasos necesarios para destruirlo.
La pantalla de carga ya presagiaba como sería el juego
Nuestra tarea comienza en alta mar, al mando de una rapidísima lancha, que tiene la habilidad de saltar y todo, nos dirigimos raudos al lugar donde nos han informado que se encuentra el objetivo. Pero no va a ser "coser y cantar" ya que , nada más iniciar nuestro periplo, nos encontramos un enorme campo de minas protegiendo el perimetro exterior del barco enemigo. Las minas solo se pueden esquivar saltando, y , claro está, si chocamos con alguna, destruiremos nuestra lancha y a su conductor. He de reconocer que esta primera fase, es ya de por sí bastante dificil. Si logramos superar este primer reto, nos encontraremos frente a frente con los primeros enemigos, subidos en lanchas , ansiosos de clavarnos un arpón en cualquier lugar de nuestro cuerpo, podemos defendernos usando el lanzador de arpones del que disponemos, esta pantalla es ligeramente más fácil que la anterior (lo de las minas se me daba fatal), pero sigue siendo muy complicado avanzar.
Cuando hayamos acabado con los enemigos y llegado al punto donde se supone que está el submarino, descubrimos que este no se encuentra, así que probablemente haya advertido nuestra presencia y se ha sumergido, por lo tanto lo mismo nos toca hacer a nosotros, equipados con un traje de hombre-rana, realizamos una inmersión en un oceáno lleno de peligros, como tiburones y peces variados , que tienen la manía de atacar a todo ser humano que descubran nadando por sus dominios, otra vez nuestro arpón , nos salvará mas de una vez. El objeto de esta fase es llegar a un batiscafo enemigo , el cual será crucial para poder acoplarnos a la escotilla del sumergible enemigo. Si conseguimos llegar a este vehículo, que por cierto está armado de misiles, deberemos entrar en una gruta repleta de pulpos gigantes, que nos deben de ver así como una lata de sardinas, les podemos quitar el hambre con una buena ración de misiles, y una anguila gigante (o eso creo, en todo caso un monstruo). Por fín llegamos al submarino y nos acoplamos a su escotilla. Comienza la segunda fase del juego (y nos dán una clave de acceso para comenzar en este punto la próxima vez).


Los pulpos conviene tenerlos alejados a base de misiles

Bien, ya nos encontramos dentro del objetivo, ahora lo que debemos de hacer es buscar el reactor y poner una bomba, pero antes de eso, hay que intentar que el submarino emerja y transmitir una serie de mensajes, para que nos recojan al armar el explosivo. Lógicamente el submarino está plagado de enemigos armados con ametralladoras, pero por fortuna, nosotros contamos con un novedoso arma , que puede disparar ráfagas de ametralladora y llamaradas de un lanzallamas. La munición es limitada, si bién, podemos recargarla, recogiendo de los soldados enemigos muertos cargadores de balas y lanzallamas. Los mensajes que hay que enviar, se transmiten desde unos ordenadores que hay dispuestos por todo el barco, y el código para enviarlos , lo conseguimos de unos personajes que andan por el barco, que son el capitán, primer oficial, etc. Al liquidarlos y registrarlos, cogeremos la clave que hay que enviar. Una vez hecho todos estos pasos, ponemos la bomba y nos vamos corriendo hacia la escotilla de salida, ya que tenemos un tiempo determinado para salir, en caso de que no lo logremos,estallaremos con el submarino.
El interior del sumarino está muy bien detallado
La gran novedad que incluyó Dinamic con este juego, eran unos sobres y documentos que lo acompañaban y que había que abrirlos conforme la aventura avanzase, lo que le daba un pequeño toque de realismo y hacía que los jugadores se metieran más en el juego. Un buén detalle por parte de la empresa.
El principal inconveniente de este programa era la dificultad, demasiado excesiva, casi al nivel de "Abu Simbel", pero la adicción y jugabilidad eran enormes también. Muy molesta era la fase de las minas (la primera), ya que en mi opinión, el control de colisones no está muy bien implementado, y te puedes estrellar con una mina pensando que ya estaba esquivada. Además el scroll continuado, dá aún más dificultad a estas primeras fases.
GRAFICOS

Magníficos, en particular la 2º parte del programa, la del interior del submarino, con sus ascensores, sus detalles, los sprites perfectamente realizados... , la parte más floja gráficamente, son , a mi juicio, las dos fases de inmersión , a cuerpo libre y con batiscafo. El color está bien elegido, a pesar de que hay efecto de colisión de colores. Tampoco hay muchas ralentizaciones.
SONIDO
A pesar de no tener música, los efectos Fx son muy variados y de gran factura, como los de las explosiones, que están bien logrados, en el submarino, el ruido de los fusiles y el lanzallamas, los terminales, etc. , quizás en la primera carga, falta algo de variedad, pero la segunda está perfecta en cuanto a sonidos Fx se refiere.
DIFICULTAD
Muy muy muy muy muy muy muy dificil. Sobre todo la primera carga, es dificilísima, a pesar de que contamos con una carga de vidas grande (9), es probable que pase mucho tiempo, antes de llegar ni si quiera a las fases de inmersión. Y por supuesto estas fases son también muy complicadas. La segunda carga, la del submarino es algo más sencilla, lo cual no quiere decir que es fácil. A este programa le sucede algo similar a "Army moves", en el que la primera carga era muy dificil, y la segunda , algo más fácil.
EN RESUMEN
Dinamic, nos brindó una segunda parte del sensacional arcade "Army moves", superándolo en todo, en gráficos, en jugabilidad, en argumento, en ... dificultad. Lamentablemente este punto, pudo hacerle perder jugadores que se hartaban de casi no poder avanzar, pero con persistencia y mucho tiempo, al final se podían llegar a la segunda carga, algo más fácil , que nos permitiría completar el juego. Excepcional el detalle de los documentos "Top secret" que acompañaban al programa y que se abrían en localizaciones específicas del mismo. Un buen trabajo.