En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

martes, 22 de enero de 2008

RAMBO III



En la decáda de los 80, las peliculas protagonizadas por Rambo, estaban en plena ebullición, era de ese tipo de cine , que premiaba a los tipos duros y violentos, aunque en el fondo tuviesen un fondo bueno. Es el caso de Rambo, cuya trilogía se proyectó con bastante éxito en los cines de todo el mundo. En el caso del Spectrum, tuvo 2 juegos, del primero, mejor no hablar, por lo visto hubo una edición aquí en España que no funcionaba correctamente (ver el artículo de "Fallos de juegos de Spectrum"), y este segundo , titulado "RAMBO III" por ser el juego oficial de la película. Vamos a ocuparnos de este último.

La historia es la misma que en el film, el coronel Trautman (o Trúman como se le decía aquí por varios humoristas), ha sido capturado en el curso de una misión de sabotaje contra los intereses soviéticos en Afganistán (en los años 80 eran los soviéticos los que ocupaban ese país), así que el gobierno de EE.UU, para evitar conflictos diplomáticos, decide enviar en misión secreta a John Rambo. Él solo, debe infiltrarse en una base de los rusos, liberar al coronel Trautman, y salir por la cercana frontera. A priori parece una misión fácil para nuestro musculoso amigo, pero la cosa no será tan sencilla.

Al finalizar la carga y seleccionar el tipo de control que deseemos, comenzamos la misión, ya dentro de la base enemiga (lo que a priori , podría ser una descarga importante de trabajo), así que nos ponemos manos a la obra en la busqueda del coronel. Por lo visto, los sistemas de seguridad de la prisión, no han captado nuestra llegada, así que el recinto no se encuentra en estado de alerta. Los guardias hacen sus rondas con normalidad y precisión matemática en sus movimientos. Vamos armados solo con nuestro cuchillo de combate, arma más que suficiente para ir abriéndonos paso por las galerias y habitaciones.

Al estar infiltrados, y , de momento sin descubrir, podemos ir esquivando a los enemigos, evitando que nos descubran. En ocasiones, no quedará más remedio que liquidar a algún guardia, pero no hay que preocuparse, porque el cuchillo es rápido y silencioso , los cuerpos de los guardias muertos, desaparecen rápidamente. Aún así , hay que tener la precaución de atacarles de espalda, ya que de lo contrario, nos verían, y se pondrían a disparar dando la alarma.



En algunas zonas, los enemigos son numerosos

Las habitaciones, suelen estar separadas por puertas de madera, y normalmente no suelen albergar nada importante, excepto algunas, que nos ofrecen items y objetos útiles para nuestra misión, como un arco con flechas para abatir enemigos a más distancia que el cuchillo, una pistola, que no conviene usar hasta que encontremos su correspondiente silenciador si no queremos dar la alarma, guantes de goma, para abrir puertas electrificadas, llaves y demás. Solo tenemos una vida, con un contador de energía, en la que se vé la cara de Rambo , cambiando por una calavera, a medida que nos impactan con balas o cuchillos.

Una vez encontrado al coronel, nos dirigiremos al exterior de la prisión para capturar un tanque enemigo, y salir con él para la frontera. En el exterior, la situación ha cambiado, ya que ahora la base sí está en estado de alerta, y los guardias se lanzaran furiosamente contra nosotros, nada más vernos, por fortuna, a estas alturas del juego, dispondremos de un pequeño arsenal, útil contra enemigos a larga distancia.

Una vez encontrado el tanque, comenzaría la segunda fase del juego. Montados en el vehículo, y con una vista subjetiva de primera persona, nos dirigiremos a toda velocidad a la frontera, mientras soldados, blindados y helicópteros enemigos, aparecen por doquier para destruirnos, esta misión es bastante complicada, ya que el tanque apenas sí puede moverse, siendo su avance automático, nosotros movemos el cursor que simboliza al cañón o ametralladora. El número de enemigos que se nos opondran es bastante grande, así que Rambo requerirá de toda su astucia y habilidad de combate para salir con vida de esta misión.

GRAFICOS

En la primera fase, la prisión, los gráficos están correctamente realizados, hay un nivel de detalle que es de agradecer, como el suelo de madera, las paredes de ladrillo, las puertas, detalles en habitaciones, etc. El color no és todo lo bueno que se quisiese, no llega a ser monocromo, pero casi, solo tienen color las paredes y los items de los objetos. No tiene efectos de colisión de colores. La fase del tanque, es un pseudo-simulador, con gráficos y movimiento mediocre, no dá la sensación el scroll de estar avanzando, los sprites son grandes (algunos), pero todos los gráficos están en color amarillo.

SONIDO

Lo normal en el Spectrum, música de la película en la pantalla de selección , y Fx en el juego. Estos últimos son bastante normalitos , destaca de manera negativa el sonido que representa a la sorpresa de un guardía que te descubre, es como un pito de una atracción de feria.

DIFICULTAD

La primera fase es dificil, aunque no imposible, además la necesidad de coger objetos e infiltrarse, le dá un toque de videoaventura bastante agradable. La segunda fase, la del tanque, es totalmente injugable, solo controlamos el puntero del disparador, mientras decenas de enemigos machacan nuestro vehículo, sin que apenas podamos esquivar nada. Esta última pantalla, debería haber sido suprimida, por otra similar a la primera.

EN RESUMEN

Rambo III, fué un juego del montón, no muy adictivo para los amantes de los arcades, por su filosofía de irse introduciendo poco a poco en la base enemiga. La videoaventura, era un poco floja para los amantes de ese género , y del simulador... mejor ni hablar. Ocean aprovechó muy bien la licencia para crear un juego, que debería haber sido más , pero que se quedó en un título técnicamente regular. Por mi experiencia, comentaré que solo jugaba cuando estaba aburrido de los otros programas, o cuando hacía mucho tiempo que no lo cargaba.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues fíjate que yo lo recuerdo como una gran juego. La primera fase de videoaventura estaba bastante bien, y era muy realista, tenías que tener cuidado de no hacer saltar la alarma, muy estratégico y de darle al coco, no solo matar y matar. Las egunda fase sí que ea un asco. La verdad es que todos los comentarios que he leído de este juego lo pones bastante bien, pero hace siglos que jugué por última vez y la nostalgia engaña mucho, claro.

Pjmoltij dijo...

Imagino que dependerá del gusto de cada persona, para mí me parecia infufrible, sobre todo cuando tenía que abrir esa dichosa puerta metálica electrificada, lo odiaba .