En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

viernes, 25 de enero de 2008

SABOTEUR


En 1985, de la mano de una desconocida compañia llamada Durell, apareció un juego bastante novedoso en concepción y argumento, que al poco tiempo sería imitado por la serie "Moves" de Dinamic, y mucho más adelante , y salvando las distancias, por juegos como "Metal gear".

Todo consiste en la infiltración, somos un ninja, que tiene que introducirse en una base enemiga, robar unos discos con información vital , y salir huyendo de allí en un helicóptero previamente preparado. La base es enorme, y está seccionada en diversos compartimentos estancos, a los que no podremos acceder sin abrir las puertas que conducen a la siguiente galería. Para complicarlo todo, nos las veremos con enemigos de diversa índole.

Más o menos esa es la historia, sencilla pero totalmente adecuada al propósito del juego. Comenzamos en los muelles de la base, muy poco protegidos, y nos introducimos en ella. Es importante, antes de hacer nada, familiarizarnos con el control de nuestro personaje, en especial el salto y el ataque. El salto, es bastante dificil de controlar a priori, porque nuestro ninja, realiza una serie de volteretas en el aire, y no podemos dirigirlo hacia la zona donde quisiesemos que aterrizara, por otro lado, el ataque, consiste en una serie de puñetazos (nada aconsejables su uso contra los guardias) y patadas voladoras. Para ayudarnos en la aventura, una serie de items, podremos recoger de los enemigos muertos, y desperdigados por la base, trás de barriles, montones de escombros y en oficinas. Estas ayudas, pueden consistir en estrellas ninja, ladrillos, barras de acero e incluso granadas de mano, utilísimas contra los pesados enemigos, solo podemos coger un máximo de 2 objetos a la vez, si queremos coger otro , teniendo el inventario lleno, tendremos que deshacernos de uno.

Por aquí se entra a la base

Contamos con un tiempo límite para completar la misión,bueno realmente para conseguir el disco, ya que después de ello, el tiempo se detiene, y podemos buscar el helicóptero con mucha más tranquilidad. Este tiempo, consiste en el número 100, que vá disminuyendo poco a poco (no sé exactamente si son 5 segundos o más cada número), si llega a 0, hemos perdido la partida.


Algunos enemigos van armados con laseres

Solo disponemos de una vida, pero como en "Phantomas", nuestro personaje tiene una barra de energía, que va disminuyendo a medida que nos golpean, lo bueno en este caso, es que solo con estarnos quietos, se vá recuperando (rápidamente) la energía perdida, estando al 100% en muy pocos segundos. Las caidas a distinto nivel, por pequeñas que sean, también nos restan vida.

La variedad de enemigos es escasísima

Nos la tendremos que ver con varios tipos de enemigos durante la aventura, para empezar, tenemos al soldado desarmado (o como mucho , que nos lanza una estrella ninja), que se dedica a avanzar contra nosotros y pegarnos puñetazos o patadas. Otro tipo de soldados, algo más peligroso , están armados con un rayo láser, pudiéndonos disparar a distancia quitándonos mucha energía por impacto, a este tipo de enemigos, conviene esquivarlos. Por último , los perros guardianes, rapidísimos y muy difíciles de eliminar, a los que también deberiamos de hacerles poco caso. Los soldados se eliminan fácilmente mediante patadas voladoras. Otro tipo de enemigo, son las cámaras de vigilancia, con mecanismo de ataque incorporado, que nos lanzan un proyectil cuando nos detectan, además siguen mediante movimiento nuestra trayectoria.

A lo largo de nuestro periplo, encontraremos secciones de la base cerradas por puertas herméticas, para abrirlas, habrá que usar unas consolas de mandos especiales, normalmente cerca de la puerta, pero en función del nivel de seguridad escogido, pueden estar algo más alejadas, al igual que el número de compuertas a abrir. Para acceder a otras partes de la base, hay unos ferrocarriles subterráneos a los que nos tenemos que subir, y rápidamente nos llevarán a otra sección. Por último, en una oficina, encontraremos el disco de datos, quedándonos solo la tarea de desandar lo anterior , volviendo a la primera sección de la base, y buscar el helicóptero, situado en las galerías superiores. Una vez a bordo, el juego se habrá completado.

GRAFICOS

Muy grandes, pero poco definidos, el movimiento de los gráficos es bastante suave y bueno, si bién , se nota un pequeño parpadeo en ellos, en especial cuando cambiamos de pantalla. En algunas habitaciones, o en el exterior, los gráficos se ven algo borrosos (posiblemente sea para dar un efecto de niebla). El color chillón de los fondos de las habitaciones, así como la decoración a cuadritos, a la larga molesta a la vista. Pero en líneas generales, se puede considerar de un juego de buenos gráficos y movimiento, salvando el problema del color y sus molestias.

SONIDO

Una pequeña melodía en el menú de inicio, escasita y técnicamente mediocre. En el juego, Fx de poca calidad, pitos y chicharreo. Al ser del año 1985, y estar programado para el Spectrum 48 KB, podemos darle una nota de aprobado.

DIFICULTAD

Pues depende del nivel de idem que se elija, en uno fácil, es muy sencillo completar la aventura en muy poco tiempo, ya que apenas habrán enemigos, muy pocas compuertas cerradas y recuperaremos mucha vida rápidamente. A medida que subimos el nivel, el reto se irá haciendo cada vez mayor. De todas maneras su máxima dificultad , consiste en el extenso mapeado.

EN RESUMEN

A pesar de ser programado en el año 1985, Durell nos dió una lección de como poder programar juegos con una temática interesante, grandes gráficos y mapeado extenso, aderezado todo con una adicción increible. Aunque con el tiempo , esta decaiga por lo repetitivo del mapeado, siempre se volvía a cargar de vez en cuando, para realizar otra vez esa infiltración en la base enemiga.




No hay comentarios: