En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

lunes, 7 de enero de 2008

TORNADO LOW LEVEL (TLL)








Vortex fué una pequeña empresa que realizó a comienzos de la vida comercial del Spectrum (1983-1984) , varios juegos que si bien eran muy simples a nivel de argumento , gráficamente no estaban nada mal si pensamos en los años en que fueron programados.
Uno de esos programas fué TLL (Tornado Low Level), en el cual nos ponemos al mando de un sofisticado avión Tornado con la misión de capturar (o destruir) una serie de objetivos estratégicos situados en un sector determinado. El mapa, es más o menos grande y los obstáculos para completar la misión son variados, así que vayamos a comprobar que nos depara este programa.
En rojo están marcados los objetivos
Para empezar, no se trata del típico simulador de vuelo, con decenas de teclas diferentes , cada una con su función, no, nada de eso, a pesar de la temática de aviones, se trata de un arcade en toda regla, muy sencillo de usar con apenas 5 teclas de función. 2 para los movimientos laterales, 2 para los movimientos de altura y 1 para el cambio de alas (hablaré de esto más adelante).
Comenzamos en la pista de despegue, nuestro avión espera órdenes mientras el indicador de gasolina desciende rápidamente (no se porqué), así que no nos queda otra que salir a todo gas. Trás un pequeño toque de teclado el avión se eleva y nos damos cuenta de la gran cantidad de objetos que componen la ciudad. Nuestra misión como antes se comentó es destruir unos objetivos, pero olvidemosnos de lanzar misiles o bombas sin discriminación, porque nuestro aparato vá totalmente desarmado, "¿es posible eso?", se preguntará más de uno, pues sí, y la verdad es que no necesitamos armas, porque tampoco hay enemigos que abatir. Nuestros máximos problemas serán las irregularidades del suelo, los elementos del mapeado (tales como casas, árboles, etc.) y la vigilancia de nuestro nivel de gasolina.
Avión preparado para despegar
Con esas variables de dificultad puede parecer un juego sencillo de superar, pero no lo és tanto, si pensamos que los objetivos son solo pequeños puntos, sobre los que hay que hacer un vuelo rasante para poder hacerlos desaparecer. A veces esos objetivos están situados en zonas boscosas o en medio de un grupo de casas, con lo que la dificultad de realizar dichos vuelos se multiplica por muchos enteros. Antes he hablado de la posibilidad de cambio de configuración alar, esto se realiza mediante una tecla, que, pulsándola, hace que las alas de nuestro avión pasen de configuración normal, a configuración en "flecha" y viceversa. La ventaja de la forma de flecha, son considerables porque nos permite ir a mucha más velocidad entre diferentes tramos de mapeado, pero tiene sus inconvenientes, como que consume más carburante, y que no podemos aterrizar con las alas en esa posición.

Hay muchos elementos diferentes en el mapeado
El combustible es uno de los más importantes valores que hay que tener en cuenta en el juego, ya que va consumiéndose poco a poco y si llega a 0, caeremos sin remedio. Para recargar el tanque, podemos irnos a alguno de los aeródromos que hay en el mapa, pero el aterrizaje no es tán sencillo, hay que tocar tierra casi al comienzo de la pista de aterrizaje para que el avión se pueda detener, en caso contrario, o nos estrellariamos contra el fondo de la pista, o tendríamos que hacer un ascenso rápido para evitar el anterior supuesto. Una vez recargado el tanque, podemos dar la vuelta al avión enmedio de la pista, para salir a la inversa en el caso de que nos quedase poco sitio para despegar. Tenemos la ayuda de un pequeño mapa en la parte superior derecha, donde nos índica la posición de los objetivos de manera clara cuando ya estamos cerca de ellos.
Un problema que sucede con el juego (no sé porque pasa), es el siguiente: uno está volando con su avión tranquilamente, el nivel de combustible es el idóneo , y todo parece ir normal, cuando de repente, el avión comienza a descender, sin poder hacer nada por detener su caida hasta que nos estrellamos. Ocurre de cuando en cuando y posiblemente sea un tipo de avería aleatoria que pusieron los programadores para darle algo más de dificultad al programa, o eso creo.
Por último, la gran riqueza de objetos en el escenario es de halagar, y la posibilidad de interactuar con ellos (no solamente para estrellarnos), fué bastante impresionante en aquellos años, como poder pasar en vuelo rasante por debajo de un puente o líneas de alta tensión. Las antenas que circundan los aeródromos son muy altas y peligrosas , incluso volando a la máxima altitud.
Los indicadores que nos ayudarán en la misión , aparte del minimapa, el altímetro e indicador de carburante, serán , el número de objetivos que nos quedan por recoger, un radar, y la posibilidad de volver al mapa inicial , pulsando la tecla "M".
GRAFICOS
Muy buenos, aunque poco detallados, en especial las casas, pero los escenarios son realmente excelentes, con muchos elementos y sobre todo colorido, y sin que la velocidad del juego se vea afectada, siendo la suavidad del movimiento y del scroll, casi perfectas. Muy buen trabajo en este aspecto.
SONIDO
Música no tiene el programa, pero los efectos Fx son variados y de calidad para la época, baste el detalle de que el "ronroneo" del motor de nuestro avión, varíe en función de que vayamos con una configuración alar u otra. El sonido de caer en picado cuando tenemos una avería o falta de combustible es muy bueno también (aunque a mí entonces me parecía odioso), explosiones, pitidos variados. Notable, salvo por la música (en verdad no hace falta una banda sonora).
DIFICULTAD
Pues aunque la gente no se lo crea, es dificil, a pesar de la ausencia de enemigos , el recoger los puntos que conforman los objetivos no es tarea fácil. El volar a rás de suelo por zonas pobladas de casas, líneas de alta tensión, árboles, etc. y sobre todo sin control de velocidad, requerirá mucha destreza por parte del piloto.
EN RESUMEN
Sensacional juego de Vortex, que me tuvo pegado al ordenador bastantes horas, demostrando que los juegos de aviones, para que sean divertidos, no tienen porque ser de destrucción eliminando enemigos a diestro y siniestro. En aquella época un juego así con variables semi-reales ,como el control de combustible, el aterrizaje y despegue, control de altitud, alas variables, etc. aún sin ser un simulador, era magnifico.