En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

miércoles, 6 de febrero de 2008

DUSTIN



Dinamic nos sorprendió en 1986, con otro original programa protagonizado por un preso, reconocido por el sobrenombre de Dustin. Este personaje, se había dedicado al robo y hurto de joyas, convirtiéndose en su especialidad en muy poco tiempo. Al ser un peligro para la sociedad, en especial los joyeros, la policía se puso a buscarlo con celo, hasta que al final fué encontrado y encerrado en una prisión de máxima seguridad. La ciudad podía dormir tranquila.
Sensacional pantalla de carga
La historia, una vez leido el prólogo anterior, ya se sabrá cual és. Dustin no pretende cumplir su condena tras los muros de la prisión, así que permanece varios meses estudiando una forma de escapar. Después de comprobar los horarios de los guardias, el trapicheo de los presos (capaces de ofrecerle varios objetos muy interesantes) y las posibles brechas de seguridad en la cárcel, se decidió a esbozar un plan de escapada y ejecutarlo.
Una vez cargado el juego, con una musica simplona de fondo, seleccionamos las teclas que vamos a usar y nos ponemos en marcha. Comenzamos dentro de nuestra celda, tristemente vacía, salvo por un camastro. Podemos salir a la galería del módulo donde nos encontramos, y explorar el entorno sin apenas oposición por parte de los guardias que realizan sus rondas de manera rutinaria. La mayoría de las celdas está vacía, pero en algunas podemos encontrar objetos que añadir a nuestro inventario, tales como tabaco, bebidas, algún arma, etc.
Este preso nos puede ofrecer objetos útiles a cambio de otros
A priori, los policías no nos harán caso, salvo en el supuesto que les ataquemos. Si no disponemos de ningún arma (cosa normal al comienzo), les daremos puñetazos hasta dejarlos K.O. , muchos de estos guardias, llevan armas como porras y pistolas, muy útiles para defendernos, ya que a partir de ese momento, los demás guardias nos atacarán, algunos disparándonos con armas de fuego y otros con porras.
Los demás presos, solo son receptivos, si les entregamos tabaco o alcohol, caso en el cual ellos nos entregarán objetos útiles para la escapada a cambio, como ganzúas, llaves, etc.
No siempre estaremos entre los muros de la prisión
Podemos movernos con total libertad por el recinto de la prisión, salvo que entre galerías o edificios, exista alguna puerta cerrada. En ese caso tendremos que usar los objetos que nos intercambian los demás internos. Incluso si llegamos a salir, podremos darnos un garbeo por el bosque que circunda a la prisión. Lógicamente si nos atrapan, pasaremos a nuestra celda de manera automática, requisándonos todas las armas de las que dispongamos, pero dejándonos los objetos que intercambiamos.
Tenemos un tiempo limitado para completar la tarea, es muy importante conseguir objetos imprescindibles, como la estatua, el hueso o el antídoto. Sin ellos será imposible finalizar el juego.
GRAFICOS
Aceptables, no son nada del otro mundo, pero cumplen. El color es bastante escaso, con solo 3 o 4 colores por pantalla. El movimiento de nuestro personaje es muy lento, aunque responde bien al teclado. La animación es un poco brusca, pero simpática. No hay colisión de colores porque apenas existe el color.
SONIDO
Malo. Una simple y técnicamente pobre música nos acompaña en el menú de opciones. A partir de ahí, solo Fx , escasísimos y consistentes en pitidos o buzzer. El sonido de este programa se podría calificar de pésimo, y el silencio será nuestro acompañante durante casi toda la aventura.
DIFICULTAD
Alta dificultad, pero completable. Es el punto más acertado del programa, la posibilidad de visitar muchas galerias y celdas de la prisión, el componente de aventura al tener que interactuar con otros presos para conseguir objetos, así como la sensación de sentirte perseguido cuando escapas del recinto, le añade muchos enteros a este juego. La adicción es alta.
EN RESUMEN
Un programa que se podría resumir como "bueno, bonito y barato", exceptuando el sonido, cumple en todos los demás apartados. El escapar de la prisión, en aquellos años se convirtió en tema que se usó en varios juegos, pero este Dustin, sorprende por el toque de humor que le introduce, mezclado magistralmente con videoaventura y un punto de arcade. El guiso resultante, resulta un plato exquisito al paladar.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que este juego, junto a La Abadía del crimen, es de los pocos que se merecen el nombre de aventura gráfica en los 8 bits, frente al género de la videoaventura más usual en aquellas épocas y que no eran más que arcades con leves toques de aventura.

Pjmoltij dijo...

Otro similar es "The great escape" para mí junto a las que comentas una de las mejores aventuras para 8 bits.