En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

lunes, 14 de abril de 2008

LIVINGSTONE SUPONGO II


Hace ya algun tiempo escribí el artículo referido a uno de los primeros trabajos de Opera Soft, me estoy refiriendo a "Livingstone supongo". Opera, una vez asentada en el mundo del software, decidió lanzar la secuela de su juego más famoso, apareció Livingston 2.
Los que hayan superado con éxito el primer juego (bastante pocos), sabrán que trás todo el periplo de aventuras por el rio Zambeze, los poblados de caníbales y las terribles minas, Stanley no encontró al Doctor Livingstone, se había equivocado de hombre y errado el cálculo de la localización de tan afamado Doctor. Lejos de desanimarse, nuestro intrepido aventurero recopiló datos fiables (esta vez sí), que situaban a nuestro hombre en un lugar bastante alejado del que se encontraba. Tendría que superar la sabana africana con sus letales leones y rapidísimos avestruces, un horrible pozo lleno de alimañas y terroríficos monstruos marinos, distinguiendose un horripilante calamar gigante, que con su enorme tentáculo intentará atraparnos mientras trepamos , además de 2 enemigos bastante molestos. El mono que te roba el arma que tengas seleccionada en ese instante, y que solo podrás recuperar si eliminas al primate antes de que escape, y el águila, que nos capturará y llevará a su nido, situado en el comienzo del pozo, para evitarlo hay que destruirlo o ahuyentarlo con nuestro arsenal.
Estamos ante la entrada del pozo


La segunda parte del juego (se divide en 2 cargas), y en la que podremos continuar con una contraseña, discurre en las minas, donde nos encontraremos un laberinto de galerías que habrá que explorar mediante el sistema de abrir y cerrar compuertas y mecanismos, accionando palancas. Hay que tener especial cuidado con las vagonetas que corren desbocadas por las vías, aunque si logramos subir a una de ellas, podremos hacer un trecho del viaje comodamente instalados. Tras superar este escenario, nos encontraremos de nuevo en el río, en esta ocasión, apenas tendremos troncos para pasar de manera rápida el escenario, y nos tocará usar las piedras, lianas e hipopotamos (cuidado especialmente con estos, ya que nos pueden atacar o sumergirse). Obviamente, una caida al agua es mortal, al igual que el contacto con los cocodrilos que pululan por todo el curso de agua, o el darnos un abrazo con una de las simpáticas serpientes repartidas por el escenario. Trás llegar al final del río, nos encontraremos a un poblado de salvajes, siendo de vital importancia que los esquivemos, ayudados esta vez sí, por el águila.Por el camino tendríamos que haber recogido 5 tesoros o regalos para el personaje que guarda al Doctor Livingston, ya que de no haberlo hecho, no nos dejará pasar y nos matará. Si hemos recogido todo, nos dará via libre y encontraremos al Doctor al que saludaremos con un caluroso apretón de manos.
La mecánica del juego es muy similar a la primera parte, disponemos de 4 items un látigo, un boomerang, granadas de mano y una pértiga. Respecto a su precuela, cambiaron el cuchillo por el látigo. Aunque el primero permitía eliminar enemigos a grandísimas distancias, el segundo es bastante útil, no solo para destruir enemigos cercanos, sino que además nos dá la facultad de colgarnos en ganchos y lianas con nuestro látigo, por cierto este arma es extremadamente útil contra el águila del comienzo del juego. Nuestro personaje puede saltar por sí mismo, pero es un salto bastante raquítico que usaremos en muy pocas ocasiones. Hay un movimiento que me fastidiaba bastante entonces, consistía en tener que pulsar una tecla para que nuestro protagonista se girase, pero lo hacía de una manera tan lenta y errática, que en caso de urgencia por vernos atacados por varios sitios a la vez, resultaba un sistema muy engorroso por lo que posiblemente acabariamos destruidos por algún enemigo.
GRAFICOS
Muy buenos, muchísimos más grandes y detallados que los de la primera parte, además la combinación de colores sigue siendo magnífica. El problema viene de la capacidad del ordenador para mover esos gráficos tan grandes, el movimiento se vé demasiado brusco, y se nota un cierto parpadeo en la pantalla, cuando el scroll se pone en funcionamiento. Hay efecto de colisión de colores, bastante grande por cierto.
SONIDO
Melodía en el menú de opciones, Fx en el juego. Estos últimos son de calidad buena, salvo unos pitidos cortos que hace el programa en alguna ocasión que alcanzamos a enemigos. Podria haber tenido mucha más variedad, porque se quedan algo cortos los que están incluidos.
DIFICULTAD
Dificilisimo, pero mucho menos que su precursor. Stanley tendrá que vérselas de nuevo con el dichoso águila que nos capturará y enviará al comienzo de la partida, además tendremos a el mono ladrón que nos irá robando armas, y eso sin contar el innumerable grupo de enemigos variados que se enfrentarán a nosotros, así como la dificultad del propio escenario (en especial las minas y el río). Las vidas con que disponemos son muy escasas, pero con mucha práctica, es posible pasarlo.
EN RESUMEN
La segunda parte de las aventuras de Stanley para encontrar al Doctor Livingstone, supuso un paso adelante en varios aspectos y un paso atrás en otros más concretos. No cabe duda de que a nivel gráfico y sonoro, el juego era muy superior a la precuela, sin embargo, peca de un control más complejo sobre el protagonista (los giros) y un scroll muy brusco y molesto a la vista. Los sonidos han mejorado pero aún se siguen quedando escasos dentro de la calidad del juego. La jugabilidad de este programa era excelente, pero decaía con el tiempo debido a su alta dificultad.

No hay comentarios: