En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

viernes, 23 de enero de 2009

INFILTRATOR


En 1986, los simuladores de vuelo para el Spectrum eran escasos y muy simples. Las pocas compañías que se lanzaban a desarrollar un juego de estas características, fracasaban en su empeño ante la desgana y pasividad de los usuarios. Estando en este punto las cosas, era poco probable el éxito de un programa de simulación en pleno auge de los arcades.

US GOLD, decidió arriesgar en dicho año con un simulador de vuelo, no de aviones, si no de helicópteros. El resultado fué Infiltrator, un simulador completísimo de la cabina de un moderno aparato de combate, pero alternando fases de simulación con otras de arcade (la mayoría de los usuarios no estaban aún preparados para un simulador al 100%).

El programa tuvo un éxito instantáneo, debido a lo completo que resultaba. Por un lado, un simulador bastante logrado y realista. Por otro, un arcade trepidante. La fórmula resultó ser la correcta.

La historia es la que sigue: encarnamos el papel de un piloto apodado "Jimbo baby", nuestra misión, ponernos a los mandos de un modernísimo helicoptero, para adentrarnos en territorio enemigo, desembarcar, y realizar diferentes misiones de infiltración y sabotaje. El juego como se ha comentado antes, tenía 2 tipos de misiones: las de vuelo y las de arcade.

  1. Misiones de vuelo: Nos encotramos en el aeródromo desde el cual despegaremos, ante nosotros tenemos la cabina del helicóptero, repleta de botones e indicadores. Antes arrancar nuestro motor, debemos realizar unas comprobaciones y encender unos sistemas, sin los cuales nuestra nave se estrellaría, así pués, encenderemos los ordenadores, los sistemas de armas, radares, etc. Una vez terminado todo este ritual, procederemos a poner en marcha el motor y despegar. Este paso no resulta ser tan fácil, ya que debemos estar pendientes de las revoluciones por minuto mostradas en un indicador, hasta que no lleguen a un régimen de giro óptimo, si intentamos elevar el aparato, nos estrellaremos. Una vez estemos elevándonos, debemos pulsar la tecla de avance pero solo cuando estemos a una determinada altura, si avanzamos estando a muy baja altitud, volveremos a chocar contra el suelo. Si hemos tenido éxito en el despegue, nos encontraremos volando por verdes prados. Al poco rato comenzaran a surgir aviones solicitándonos nuestra identificación. Debemos de darle los datos que vienen en el manual del programa, así, si el avión es amigo nos dejará seguir tranquilamente, si es enemigo, tocará derribarlo si no queremos ser pasto de sus misiles. Una vez alcanzado el objetivo, aterrizamos y comienza la fase de arcade.
  2. Fase arcade: En estos niveles, Jimbo abandona su helicóptero para infiltrarse a pié en la base enemiga. Los soldados que encontraremos intentarán ponernos dificil la misión, pero afortunadamente contamos con granadas de mano y de humo, para poder abrirnos paso entre las fuerzas adversarias y llegar a nuestro objetivo. En función del nivel en el que nos encontremos, la misión varía, desde buscar unas llaves u objetos, a rescatar a una determinada personalidad para devolverla sana y salva a nuestra patria, así como volar una base enemiga. Estas fases son una mezcla entre el "Army moves" (cuando nos introducíamos también a pié en una base enemiga) y el "Saboteur".
GRAFICOS

Excelentes en las dos fases, los gráficos son definidos y grandes. El movimiento es suave y no observo efectos de colisión de colores apreciable. Respecto al color, la combinación de estos resulta adecuada a un simulador, sin embargo, a pesar de lo colorido que resultan ser los indicadores del helicóptero, la cabina de combate resulta ser parca en colores (imagino que no se podía pedir mas al limitado hardware del Spectrum).

SONIDO

Magnífico. Cualquier botón que toquemos, emitirá un sonido diferente. Además, tendremos desde los típicos pitos de los indicadores, a las alarmas por proximidad de un misil o avión enemigo, el sonido del rotor del helicóptero, las granadas, disparos, etc. etc. Muy bien logrado este apartado.

DIFICULTAD

Practicamente imposible de superar sin pokes ni trucos. Las fases de simulador, cada vez se complican más a medida que avanzamos, saliendo a nuestro paso enemigos por doquier, si a esto le sumamos que un mínimo fallo en el aterrizaje o despegue puede suponer nuestro fín, así como la dificultad añadida en las laberínticas fases a pié, tenemos un programa que requerirá máxima concentración y mucha suerte para poder completarlo.

EN RESUMEN

US Gold dió en el blanco con este juego, los usuarios comenzaron a ver con otra perspectiva los simuladores de vuelo, aunque en un principio solo les sirviera de acicate superarlo para llegar a la fase terrestre. El éxito de ventas que supuso este programa, sirvió para que numerosas compañías de software, probaran a realizar sus pinitos en el campo de la simulación. Se puede decir que fué un pionero de los completos simuladores de vuelo que saldrían años después en otras plataformas.

jueves, 22 de enero de 2009

VUELVO A DAR SEÑALES DE VIDA

Un cordial saludo, ha pasado mucho tiempo desde el último post, pero heme aquí a continuar. De momento, adelantar a los spectrumeros que se pasan de manera más o menos regular por el blog el contenido del próximo artículo: Infiltrator.

Un saludo y feliz año (aunque sea con retraso).