En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

jueves, 29 de diciembre de 2011

SILKWORM


En 1989, de la mano de Virgin, llegó una conversión (y ya iban unas cuantas) de recreativa, que a pesar de no haberse visto mucho por estos lares, era bastante divertida. Silkworm.
En el juego, al igual que en la recreativa, te podías poner a los mandos de un jeep o un helicóptero, y enfrentarte a las interminables hordas de enemigos que te llegan en oleadas mandadas por una agrupación de generales que quieren conquistar el mundo.
Lo más interesante de esta conversión (que fué versionada a todos los demás sistemas domésticos de la época), era la posibilidad de jugar a dobles, uno manejando el jeep y otro el helicóptero.

Los gráficos eran soberbios
Los enemigos aparecían por todas partes
Habían un total de 11 misiones, cada una de ellas con su jefe final que solía consistir en un gigantesco helicóptero o tanque. A mitad de pantalla tenías que vértelas con un helicóptero que parecía un pato, el cual al morir, soltaba unas burbujas que mejoraban nuestro armamento, dándonos disparos dobles, por ejemplo. Acerca de los disparos conviene puntualizar unas cuantas cosas, para empezar , el disparo del jeep es horientable 180º, o sea que nuestro cañón puede apuntar en todo el arco comprendido desde nuestra visión frontal a la trasera, sin embargo tenemos una importante limitación, no podemos disparar al suelo. Con respecto al helicóptero, tiene un disparo doble consistente en una ráfaga frontal y otra que se dirige al sueloen un ángulo de unos 45º, sin embargo no podemos disparar hacia atrás, por lo que la cobertura mutua entre ambos jugadores és vital. Los enemigos nos saldrán por todas partes, desde delante (como bolas gigantes que aparecen en grandes concentraciones y que son muy resistentes, aunque no nos dispararán), desde abajo (baterías antiaéreas y tanques), desde atrás (lo mismo pero a la inversa) e incluso desde arriba (tanques que caen en paracaídas, aviones y helicópteros enemigos). Muchos de estos enemigos tienen una resistencia fuera de lo normal y trataran de hacernos morder el polvo de diferentes maneras, disparándonos, chocándo contra nosostros, lanzándo misiles guiados, etc.
Otros enemigos serán las minas (que afectan al jeep) y las baterías antiaéreas (por supuesto al helicótero). Tanto unas como otras pueden ser destruidas con el fuego de cobertura de nuestro compañero, las minas dejan al ser destruidas una nube que nos proporciona unos segundos de invulnerabilidad si la atravesamos o una "limpieza" de enemigos si la disparamos. Al final de cada fase, el juego nos decía que jugador había hecho un mejor trabajo que otro mediante un recuento de puntos.
GRÁFICOS
A pesar de no contar con colores los Sprites, los gráficos son soberbios. El detalle en cada uno de los sprites és fantástico, y sin apenas colisión de colores y ralentizaciones sin importancia, algunos escenarios (como el de la pradera) permiten mostrar cierto colorido y cantidad de enemigos en pantalla. A pesar de todo algunas pantallas resultan un poco "sosas" por la poca variedad en las mismas.
SONIDO
El sonido és la parte más floja del juego, no tiene música y los FX son insulsos, reduciéndose a los efectos de disparos y explosiones, no muy conseguidos por cierto.
DIFICULTAD
En el modo de 1 jugador resulta ser muy dificil, ya que como se ha dicho antes, algunos enemigos no pueden ser atacados sin la cobertura de tu compañero, a pesar de todo no resulta imposible. En el modo 2J la cosa cambia radicalmente, ya que és posible pasarse el juego (que tampoco és muy largo) en un rato.
EN RESUMEN
Gráficamente bueno, jugable y rejugable 100% (a pesar de habértelo pasado 20 veces) y sobre todo adictivo, este juego mezclaba Army Moves con Choplifter, lo batía todo y lo aderezaba con un modo cooperativo de 2 jugadores. A pesar de ser facilón, era un juego de lo más adictivo e interesante para el Spectrum.