En este enlace, encontrarás el objeto de esta página web, pulsa aqui

martes, 24 de abril de 2012

KNIGHT LORE




Vamos de nuevo al año 1984 de la mano de Ultimate, creadores de la técnica Filmation, que con este juego fué mostrada por primera vez.

Knight Lore pertenece a la saga "Sabreman", o sea, "Sabrewulf", "Underwulde" y este que nos ocupa. Los 2 primeros son aventuras en 2 dimensiones con vista aérea, (similar a los primeros juegos de Dinamic de Johny Jones, "Babaliba" y "Saimazoom"). En esta ocasión, con la nueva técnica Filmation, la perspectiva cambia a isométrica, dando un efecto de profundidad y 3D (No real, pero impresionante para la época), en términos técnicos se puede decir que este juego sembró un precedente que sería laaaaargamente imitado por otras compañías.

Muy colorida pantalla de carga

Bien, entremos en materia. El programa nos cuenta la historia de Sabreman, nuestro protagonista, el cual habiendo sido hechizado por un maleficio, cada noche se transforma en un lobo. Como esa no es manera de vivir, se dirige al castillo del mago Melkhior para que le prepare una pócima que le restablezca a la normalidad. El problema es el tiempo, solo disponemos de 45 días (con sus noches incluídas) para lograrlo. Puede parecer una barbaridad, pero cada día son aproximadamente 2 minutos reales, lo que nos dá alrededor de 1 hora y 30 minutos de tiempo para acabar el juego.


La perspectiva era pseudo 3D

En dicho tiempo tenemos que atravesar decenas de pantallas plagadas de enemigos y de obstáculos variados. Para colmo, el mago se olvidó los ingredientes necesarios para hacer la poción, diseminados por el castillo, así que nos tocará ir a buscarlos (y se trata nada más y nada menos que de 14 objetos). Evidentemente no todos los objetos que encontremos serán útiles para nuestro brebaje, así que también encontraremos otros como vidas extras. Dando una vuelta de tuerca más a la dificultad, los objetos que le entregamos al mago deben ir ordenados de una manera adecuada, no nos vale entregarlos de manera aleatoria. La forma de saber si el objeto que entregamos está en orden o no, consiste en mirar el humo que sale del caldero, dicho humo nos informará si el objeto ha sido validado o no. Por cierto, solo podemos llevar 3 objetos encima a la vez, así que algo más de dificultad añadida a la ecuación.
Podíamos saltar los obstáculos

Una de las habilidades de nuestro personaje consiste en el salto. Como sucede en muchos juegos, a mayor carrerilla, más potencia de salto, lo que nos permitirá superar estructuras y obstáculos variados. El cambio de día a noche viene dado por una ventanita en la parte inferior de la pantalla, en la cual se ve a un sol (o a una luna si és de noche) pasando poco a poco por ella, en cuanto llegue a un extremo nos transformaremos en lobo (u hombre si era de noche). Estas transformaciones son algo lentas (unos 2 o 3 segundos), así que si estamos en una habitación llena de enemigos, seremos tremendamente vulnerables durante ese tiempo.

Durante el juego, no tendremos música ambiental, pero no iremos en silencio. Los Fx del juego eran muy buenos en aquella época, teníamos sonidos para nuestros pasos, saltos, muertes, recogida de objetos, etc. Las trampas se basaban en pinchos habitualmente y los enemigos más comunes eran los fantasmas, aunque algún otro nos encontraremos por ahí. El movimiento de los enemigos es totalmente aleatorio, o sea, que no van a ir a por ti, si no que se moveran a lo loco por toda la estancia.

El control era algo raro, teníamos una tecla para cambiar de dirección (sin movernos del sitio) a derecha e izquierda, otra para avanzar, la del salto, y finalmente, otra para recoger objetos. Acostumbrarse a ese sistema era algo extraño, pero una vez habituado, funcionaba sin problemas. Aunque algunos futuros clones de Filmation cambiaron el control, otros lo mantuvieron.

GRÁFICOS

De lo mejor del juego, los gráficos son de bella factura y muy detallados, en especial el protagonista y sus transformaciones. Los escenarios son punto y aparte, ya que en ocasiones aparecen algo vacíos y sosos. Si bien es cierto que eso no afecta a la jugabilidad de la cinta. La perspectiva era de matrícula de honor, ya que hasta ese momento no había nada igual en los videojuegos y se rompieron moldes. Como buen Filmation, tiene ralentizaciones (alguna de ellas bastante severas) cuando hay muchos objetos y enemigos en la pantalla. Notable alto en este apartado (se escapa del sobresaliente por las ralentizaciones).

SONIDO

Una amena musiquilla en el menú de selección de control hecha con el beeper del Spectrum, así como los mencionados Fx determinados por las acciones de nuestro personaje e incluso algunos enemigos. Notable para la época de la que hablamos.

DIFICULTAD

Muy dura será nuestra tarea en el juego. A la dificultad de conseguir objetos a través de un castillo repleto de enemigos, habrá que añadirle la de la entrega en un orden determinado, así como realizarlo todo en un tiempo límite. Muy dificil, pero no imposible.

EN RESUMEN

Knight Lore se trató de la opera prima de los Filmation de Ultimate. La perspectiva pseudo 3D, los bellos gráficos, la mezcla de aventura y arcade, aderezado todo con unos rompecabezas y efectos sonoros buenos, dieron como resultado a un clásico inolvidable de la época del Spectrum. Indispensable.









1 comentario:

Actor Secundario dijo...

Gran articulo, este juego no lo tuve pero si que juegue al fabuloso batman, que bebía directamente de su fuente.